20 de Noviembre de 2017| Última actualización 08:57 GMT

DARIO CERVANTES PADILLA

Cargo: Economía de Desarrollo, Políticas Públicas, Cooperación Internacional

Empresa: SOUTH PROJECT ANÁLISIS CONSULTANTS

Área: Consultor e Investigador

Ciudad: Ginebra

Alemania necesita 6.500.000 migrantes de todas las profesiones para mantener su prosperidad económica hasta 2025

Dario Cervantes Padilla | 07 Mayo del 2015

Alemania uno de los países más prósperos del planeta, enfrenta uno de los problemas más graves de Europa occidental: el descenso demográfico galopante que compromete el nivel de vida y prosperidad económica de los alemanes. Por lo que para el gobierno y sus políticas públicas el challenge más urgente es el de cómo mantener y seguir en el camino de la prosperidad económica soportando un fuerte descenso de población?

 

La tasa de fecundidad desde 1975 sigue siendo inferior a 1.5 por mujer, lo que evidencia más el fenómeno de envejecimiento de la población, con estas cifras, el 33% de la población pasará de 65 años de edad. Esto significa además, que se trata de población económicamente activa que pasa a la jubilación, según datos de Eurostat. En consecuencia, ese vacío o escasez de mano de obra en diferentes materias y niveles profesionales debe ser reemplazado, cómo? La única solución es la tan despreciada inmigración laboral.

 

Efectivamente, la necesidad de mano de obra es un fenómeno que cada vez se intensifica, en los próximos diez años Alemania va a necesitar unos seis millones y medio de personas calificadas en el mercado de trabajo. Los resultados del estudio conducido en 2011 por el Instituto de Investigación del Empleo con base en Nuremberg concluían que la mano de obra en Alemania iba a descender en siete millones hasta 2025. Por esta razón los alemanes ahora buscan reformar su sistema de migración, han empezado por imitar el modelo canadiense basado en escoger la mano de obra calificada de más alto nivel. Ya se han facilitado los trámites y la información para migrantes está disponible en inglés para evitar el problema que todos tienen a su llegada, el Deutsche Sprache.

 

Políticos y empresarios se han puesto de acuerdo para atraer a Alemania ingenieros, médicos, informáticos y toda clase de especialistas del mundo entero para mantener el crecimiento, el sistema de salud y protección social alemán. Aunque casi todos los países de Europa occidental sufren el mismo fenómeno, hasta el punto de lanzar pronto la "carta azul" (una imitación de la green card), Es Alemania la que ha empezado a sufrir la falta de mano de obra en algunas regiones. Una de cada cuatro empresas alemanas busca contratar fuera de Alemania. En 2011 por ejemplo, 65.000 puestos para ingenieros no encontraron respuesta, según la asociación de ingenieros alemanes.

 

Algunos resultados empiezan a darse, Alemania a llegado a ser el segundo destino de inmigración del mundo después de Estados Unidos, señala la página web del gobierno Alemán. Otro estudio del Instituto de investigación para el empleo y las profesiones y de la Universidad de ciencias aplicadas de Coburg, publicado en marzo 2015, explica que la cantidad de personas en edad de trabajar recula de 36% hacia el 2050, lo que significa que de 45 millones actualmente, pasaría a 29 millones. La conclusión del estudio no deja duda: aún implementando las medidas más radicales de igualdad de empleo de las mujeres y el aumentos de edad de jubilación a 70 años, la población activa solo aumentaría de 4 millones. Por lo que Alemania está obligada desde ahora a atraer a más de 300.000 inmigrantes  por año hasta el 2050.

 

Hasta ahora, el problema de déficit de mano de obra calificada ha sido sorteado con trabajadores originarios de la unión europea especialmente polacos, rumanos, bulgaros, españoles, italianos, griegos y portugueses; los migrantes de terceros países (fuera de la unión) son una minoría. En el 2013, en total se instalaron unos 430.000 inmigrantes en Alemania, y en el 2014, la cifra está alrededor de unos 470.000. Los más opcionados a entrar en Alemania han sido europeos del este, españoles, italianos y griegos, principalmente. Paises donde el desempleo y crisis ha sido feroz.

 

Se pretende cambiar la mentalidad alemana respecto del problema de alteridad que presenta la migración. Der Spiegel, la conocida revista alemana, describe cómo los migrantes que llegan a Alemania son mejor formados que los mismos alemanes. El investigador Herbert Brücker concluye en un estudio que el 43% de nuevos migrantes entre 15 y 65 años de edad, tienen al menos un diploma universitario o técnico superior, lo que contrasta con el 26% de alemanes. Según autoridades alemanas, de la gran cantidad de refugiados sirios que llegan a Alemania, la mayoría tienen educación de alto nivel y muchos son doctores. Sin embargo la opinión pública alemana sigue persuadida que los migrantes son trabajadores pobres y no calificados, esto mismo tendrá que cambiar, al menos en el gobierno y servicio público, eso ya está cambiando. 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar