10 de Diciembre de 2018| Última actualización 07:44 GMT

Agricultores franceses rechazan el acuerdo UE-Mercosur

Marco Trade News - Fuente: DW, RF, EFE | 26 Febrero del 2018
Francia

Autor imagen: Internet

Macron fue recibido este fin de semana, con silbidos en el Salón de la Agricultura de París, un encuentro ineludible de todo jefe de Estado francés y que mide la situación del sector agrícola.

 

Entre silbidos y aplausos, Macron inauguró el 55° Salón Internacional de la Agricultura de Francia, bajo el lema “la agricultura, una aventura colectiva”,  en su primera concurrencia como Jefe de Estado a una de las más prestigiosas Ferias de Agricultura del mundo, a la que asiste más de medio millón de personas.

 

Los agricultores franceses muestran su indignación ante el próximo acuerdo entre la UE y el Mercosur, mientras los negociadores del bloque sudamericano protestan la vez,  por las resistencias de Macron a mejorar las condiciones mínimas para alcanzar un acuerdo satisfactorio.

 

El presidente Emmanuel Macron considerado “el presidente de las ciudades”, no logra convencer a unos y otros de su política agrícola. Tras casi 20 años de negociaciones, parece que ambas partes están más cerca que nunca de alcanzar un compromiso, si se logran ampliar las cuotas de carne importada de América del Sur.

 

La UE había anticipado que podría abrir su mercado a un mayor volumen de carne proveniente de países del Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay-, elevando su potencial oferta de acceso desde las 70.000 toneladas anteriores a 99.000 toneladas de carne vacuna por año. La carne vacuna ha sido una demanda clave para los países del Mercosur, resistida por las naciones agrícolas de la Unión Europea, como Irlanda y Francia.

 

El grupo de los jóvenes agricultores que recibió a Macron con silbidos, portaban camisetas donde se podía leer "cuidado, agricultores indignados". Los productores agrícolas franceses lo están, pero esa  indignación es un verdadero despropósito y expresa una mirada retardataria del mundo global.

 

Las 99.000 toneladas de carne vacuna ofrecidas por la UE (aún no concretadas), después de 19 años de negociaciones, solo representan el 1,3% sobre la producción europea. Como señalara un ex embajador argentino, habría que responder con los mismos criterios: “El Mercosur debería ofrecer una cuota similar sobre la producción de automotores y autopartes para resolver el tema sobre bases equivalentes”. Un criterio de elemental justicia.

 

El presidente no logra convencer  a sus agricultores sobre sus exiguas propuestas para el Mercosur ni sobre la necesidad de reorganizar las “zonas desfavorecidas” que les permite acceder a las subvenciones de la UE. La Federación Nacional de los sindicatos de productores agrícolas (FNSEA), el poderoso lobby de los agricultores, teme que 1.400 comunas pierdan esa calificación. Otra “reliquia” proteccionista en un mundo globalizado, donde los nuevos clientes se ganan compitiendo en calidad y precios.

 

Aunque los agricultores franceses representan apenas 1% del electorado, su peso político y mediático, sigue siendo importante. La apuesta de Macron a establecer vínculos con la “nueva generación” de agricultores jóvenes, con los que se reunió un día antes del Salón, no parece haber funcionado. Macron apunta a una renovación generacional con una postura de menor conservadurismo. Según datos oficiales, en los próximos tres años, un 40% de los productores activos se habrán jubilado o no mantendrán sus actuales explotaciones.

 

Para la Federación Nacional de Sindicatos Agrícolas de Francia(FNSEA), un acuerdo de libre comercio UE-Mercosur podría hacer desaparecer entre 20.000 y 25.000 explotaciones agrícolas en el país y su presidenta Christiane Lambert, subrayó su “desacuerdo profundo” con el presidente Macron, que ayer se pronunció en favor de ese acuerdo UE-Mercosur.

 

Esas manifestaciones son simultáneas con la nueva Ronda de negociaciones que representantes del Mercosur y la UE, comenzaron en Asunción de la que se espera, según manifestaron ambas partes, sirva para concluir las conversaciones y concretar un acuerdo, que se dilata desde hace más de 19 años.

 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar