26 de Septiembre de 2018| Última actualización 11:07 GMT

Agronegocios, un importante eje para el desarrollo de la economía y el comercio latinoamericano

editor | 03 Abril del 2014

Con un claro antecedente en la Ronda de Doha, el comercio agrícola se perfila como el eje principal de las negociaciones comerciales que más preocupan a los países de América Latina.

Los agronegocios representan un segmento importante dentro de la economía de un país, especialmente, cuando se encuentra en proceso de desarrollo. El tema está vinculado con la calidad e inocuidad, no solo desde la perspectiva de la salud pública, sino como requisito para el comercio de alimentos.

En el contexto de la agricultura ampliada y las cadenas productivas, los países fueron implementando diferentes mecanismos de coordinación y articulación de acciones.

Sin embargo, un estudio realizado por la FAO, determinó que con excepción de Colombia y Perú, en la región andina, no se identificaron leyes que establecieran obligaciones del Estado de respaldar el desarrollo de los agronegocios y la agroindustria.

Asimismo, no se pudo determinar políticas concretas en apoyo a la actividad, condición que se detectó en: Costa Rica, Dominicana, Guatemala, Honduras y Paraguay, por medio de instrumentos de carácter general.

Para Roberto Azevedo, director general de la OMC (Organización Mundial del Comercio), quien participó del Global Agribusiness Forum -que se realizó el 24 y 25 de marzo en San Pablo, Brasil-, “teniendo en cuenta las señales de urgencia y la realidad de cada país, la agricultura probablemente definirá la ambición en relación a otros sectores” al momento de las negociaciones comerciales.

Las tendencias más relevantes en este sentido ponen énfasis en: una nueva forma de considerar a los mercado, la protección del ambiente, la importancia de vincular a los pequeños productores a la cadena de valor, la inocuidad con eje para la competitividad, la discusión sobre el abastecimiento local y mundial, y nuevos modelos de negocios.

Actualmente, el desarrollo del conocimiento en los procesos de producción es la base para el diseño de estrategias. Entre las empresas dedicadas a la agricultura, con un alto acceso a recursos, tecnologías y plenamente integradas al mercado; y los pequeños productores con bajos recursos y servicios, pero que representan en sí el grueso de la población rural, incluso en muchos casos un porcentaje significativo de la producción, se necesita un equilibrio que asegure políticas que impulsen el establecimiento de los agronegocios en el medio rural, tanto como el fortalecimiento de la competitividad.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar