22 de Octubre de 2018| Última actualización 01:49 GMT

China cancela conversaciones con Estados Unidos y proyecta más apertura comercial

Marco Trade News | 23 Septiembre del 2018
Made-in-usa-whitehouse

Autor imagen: Real Instituto Elcano

El gobierno de China canceló las próximas conversaciones comerciales con Estados Unidos, previstas para los días 27 y 28 de septiembre en Washington, informó Wall Street Journal.

 

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara nuevos aranceles a los productos chinos por el valor de 200.000 millones de dólares, China resolvió sumar gravámenes por 60.000 millones de dólares y suspender las conversaciones previstas para los días 27 y 28 de septiembre.

 

Hoy entra en vigencia los nuevos aranceles impuestos por ambos países la semana anterior. Y según trascendió, el gobierno estadounidense se encuentra evaluando una respuesta a la reacción china.

 

LEE: "Guerra comercial: fracasaron los dos días de negociaciones"

LEE: "China responde con más aranceles a las últimas medidas anunciadas por Trump"

 

Los extremos se tocan

 

El fuerte cruce de medidas comerciales entre las dos mayores economías del mundo se vienen dando al margen de la Organización Mundial del Comercio (OMC), quien anunció en agosto una ralentización del comercio en el tercer trimestre del año.

 

En ese sentido, el director del organismo internacional, Roberto Azevedo, declaró en agosto pasado que “las restricciones recíprocas al comercio no pueden ser la nueva norma”. Asimismo, destacó que “una escalada continua podría provocar un gran impacto económico”.

 

El menor impulso comercial a nivel global descripto por la OMC se explicaría en parte por las políticas que están desatando el gobierno de Estados Unidos, principalmente, que en el último año abrió un camino de conflictos arancelarios con los que busca equilibrar la balanza comercial y proteger el empleo.

 

Actualmente, China tiene quince demandas contra Estados Unidos ante la OMC y afronta 23 impuestas por ese Estado, que busca persuadir al gobierno chino de cambiar su modelo económico y reducir el déficit comercial con su mercado.

 

Según trascendió, el gobierno de China está evaluando implementar aranceles invertidos, para recortar todas las restricciones al comercio a excepción de las procedentes desde Estados Unidos.

 

La maniobra supondría abrir su economía al resto del mundo, una medida sin precedentes que gravaría los productos estadounidenses de una manera indirecta y escribiría un nuevo capítulo en el libre comercio.

 

 

 

 

 

Fuente: Reuters, OMC,

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar