12 de Diciembre de 2019| Última actualización 22:32 GMT

China desembarca en sectores claves de América Latina

Jonatan Dal Pont | 12 Abril del 2012

La segunda economía mundial ha vivido a lo largo de los últimos tiempos un proceso de crecimiento industrial vigoroso, el cual ha llevado al país a tener que buscar materias primas a escala mundial. En ese sentido, uno de los principales enclaves estratégicos lo constituye América Latina.

La mayor economía asiática, que creció un 8.4% en el primer trimestre del año, acumula poder en sectores  primarios claves de la región. De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina (Cepal), nueve de cada diez dólares que China ha invertido en el continente se han dirigido a la extracción de recursos naturales y materias primas.

Con el consumo de casi la mitad del petróleo, el acero y el carbón que se produce a nivel mundial, el país ha logrado obtener lo insumos que mantienen el  impulso de su crecimiento industrial. Con el manejo de algunas minas en Perú junto con la participación en el uso de las reservas petroleras de Venezuela o de la producción energética y del campo de Argentina, se aseguran los canales de aprovisionamiento.

Sin duda, China ha encontrado nuevos mercados en las economías latinoamericanas como resultado del crecimiento regional.  Pero también, ha sucedido el caso inverso, es decir, el 23% de las exportaciones chilenas, el 15% de las peruanas y el 13% de las brasileñas se dirigen a ese país.

Según publica la Cepal, en el informe de 2011 sobre inversión extranjera en América Latina y el Caribe, China ha adquirido compañías en el exterior con el objetivo de hacerse con activos estratégicos, ya sea tecnológicos,  marcas en economías avanzadas, entidades financieras, y empresas proveedoras de recursos naturales en países en desarrollo. Mayormente se han concentrado en Brasil y además han firmado tratados de libre comercio con Perú y Chile.

Aunque la inversión es todavía incipiente (cerca del 15% del total de lo que China invierte fuera de sus fronteras), la Cepal espera que para 2015 supere a la Unión Europea como origen de las importaciones y sólo sean sobrepasados por los EEUU.

Osvaldo Rosales, director de Comercio Internacional e Integración de la Cepal,  indica que la región puede recibir un importante número de inversiones chinas gracias a las grandes reservas internacionales acumuladas por el país asiático, además de tener un reducido retorno que genera la tasa de interés y los papeles del Tesoro de EEUU.

No obstante,  advierte  que es un camino unidireccional ya que en Latinoamérica no se genera más empleos ni diversificación. En cambio, las exportaciones chinas hacia la región corresponden a productos manufacturados y tecnológicos. En Centroamérica y México, la exportación China avasalló la producción de sus manufacturas textiles.

Alza de precios en granos y carnes para 2012

La demanda mundial de alimentos afianzará el valor de los precios de los commodities agrícolas y fortalecerá el valor de productos tales como los biocombustibles, aceites, carnes y lácteos durante la próxima década. Así lo indicó un informe de la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI) de la República Argentina. El incremento en los precios también beneficiaría a materias primas como los cereales y las oleaginosas apoyado en la demanda sostenida de alimentos.

Goldman Sachs aventuró para el corto plazo una suba de los precios de la soja en el Mercado de Chicago ante la expectativa de siembra que presenta la oleaginosa en EEUU por parte del Departamento de Agricultura de este país (USDA).

La consultora calculó que la soja contará con un valor de U$S 525  por tonelada para operaciones realizadas dentro de un período de seis a doce meses, y mantuvo la proyección de U$S 271  para el maíz y U$S 249,8  para el trigo para los próximos tres meses.

Muchos especialistas internacionales atribuyen la crisis económica, iniciada en 2008 en Europa y EEUU (y que aún continúa), al alto nivel de precios que experimentaron los commodities, sin olvidar el impacto que tuvo sobre los mercados financieros y de hipotecas.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que hasta 2020 se observaría un alza del 20% en los precios de los cereales y de un 30% para el caso de las carnes. Según la FAO, esto estaría apoyado en la creciente demanda de alimentos y combustibles, producto del efecto de costos que provocará la demanda de energía.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar