14 de Octubre de 2019| Última actualización 00:57 GMT

“Correosgiro”, un modelo de negocio que beneficia la inclusión financiera

Denise Touron | 08 Mayo del 2015
Home-image-one

Autor imagen: Internet - archivo

La migración de América Latina hacia España en los últimos años ha sido masiva. Las razones para el flujo de movimiento de personas es casi siempre de índole social o económico, que a su vez genera una cadena de intercambios transfronterizos, especialmente financiera. Es así que lo demuestran los 17 millones de Euros que salieron hacia otros países en forma de giros postales de Correos de España en el 2014.
 

Si se analiza el número de giros emitidos durante ese año, está marcado por un crecimiento exponencial de 85.368 giros comparado con el 2011 donde hubo 32.559 giros, expresó Mario Garcés Sanagustin, subsecretario del Ministerio de Fomento de España.
 

Para el funcionario español, vivimos en una sociedad totalmente globalizada e integrada. Durante los años 60 y 70, muchos países acogieron a los españoles que emigraron en aquel momento. Hoy en día, España recibe un gran flujo de inmigración. La gran explosión demográfica ha alcanzado una magnitud que demuestra que el 3.5 % de la población ecuatoriana, el 2.6% de la población originaria de Bolivia y 2.3% de la población de Marruecos viven en España. En menores porcentajes, también hay otras nacionalidades.
 

Todos estos inmigrantes trabajan y aportan a la economía española para su desarrollo. Por eso, España, preocupada por satisfacer las necesidades de estas comunidades que necesitan enviar entre 100 y 600 USD por giro, consolida el sistema de los giros postales o el envío de dinero de parte de los inmigrantes a sus países de origen a un costo inferior que otras agencias de transferencias de dinero.
 

Para los operadores de correo de España, el aporte de estas transferencias equivale a un 15% de sus ingresos. Pero, para los operadores de América Latina equivalen hasta inclusive un 19%. Es un tema que nos obliga a definir la inclusión financiera, y que nos permite hacer referencia a un servicio poco costoso a los clientes y que genera recursos a la institución.  
 

Inclusión financiera

Desde el 2008, Correos de España inició una red “internacional fiable y segura” con los países de Suramérica y el Norte de África para la transferencia de dinero por medios electrónicos entre los operadores postales, una red conocida como Correosgiro.
 

Bajo común acuerdo con las secretarías de la Unión Postal Universal y la Unión Postal de las Américas, España y Portugal, que data desde su inicio, Correosgiro se ha fortalecido como servicio que facilita el traslado de fondos a través de la red postal. Los beneficios de este servicio o de los ingresos que llegan al país, recaen directamente sobre las poblaciones receptoras al permitirles cubrir los costos familiares, las mejoras en la salud y combatir la pobreza. Las remesas tienen un efecto dinamizador, de explosión económica, cultural y social.
 

Datos de la región muestran que las remesas pueden alcanzar el 15% del PIB de un país. Ello puede variar ante las crisis económicas, deportaciones y disminución de las migraciones, según publicó el Sistema Económico Latinoamericano en su informe “La migración y las remesas hacia América Latina: tendencias, mejores prácticas y experiencias de desarrollo”. Ha sido el caso de la crisis en España que ha también afectado los montos de remesas hacia Ecuador, Paraguay y Perú.
 

Si bien el Correo en cada parte del mundo, representa una red que permite prestar un servicio tiene como gran desafío ser de calidad, de garantía, solvente y competitivo.
 

Las dificultades se presentan en áreas donde la densidad poblacional es mucho más fuerte, en áreas de pobreza extendida y donde hay grandes desplazamientos territoriales o migraciones. Es en ese caso que el correo ejerce su mayor papel en la inclusión financiera postal. Para que un país esté preparado a acoger este sistema debe contar con 4 ejes de acción de índole operativa, jurídica, tecnológica y financiera.

 

La red de Correosgiro está constituida por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Perú, República Dominicana, Uruguay, Portugal y Marruecos. España espera aumentar y consolidar aun más la red en los próximos años, “ya que la tendencia del flujo migratorio seguirá hasta finales de siglo”, tal como lo afirma William Lacy, el Director General de la Organización Internacional para las Migraciones en sus discursos.
 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar