20 de Julio de 2019| Última actualización 16:02 GMT

¿Cuál será el futuro de Petrocaribe?

La caída del precio del petróleo ha generado para el gobierno la disminución de los ingresos totales en un 70% para el 2015.

Denise Touron | 01 Febrero del 2016
Petrocaribe311

Autor imagen: Internet - Archivo

Esta semana el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no tiene otra salida y discutirá en la Asamblea Nacional el aumento de precio de la gasolina para el mes de febrero. Se aprovechará la ocasión para tratar el polémico tema de los envíos de Petrocaribe a los países vecinos, anuncia Bloomberg news.

 

Desde hace 20 años, Venezuela tiene la gasolina más barata del mundo, 7 céntimos de dólar al cambio oficial. Es prácticamente gratis para quienes tienen acceso al dólar paralelo. El costo total de producción del litro de petróleo es de 2.70 bolívares, según publicaciones del periódico digital Informe21. Pero para mantener esos precios la empresa estatal, Petróleos de Venezuela (PDVSA) incurrió en 12.5 millones de dólares en gastos de subsidio de gasolina en el 2013.

 

En 1989, el aumento de la gasolina desencadenó un estallido social, conocido como el Caracazo. Luego, en 1996, se registró su último aumento; un precio que se ha mantenido gracias a ingresos cuantiosos del petróleo y, especialmente, para evitar cualquier motivo de desestabilización.

 

La caída del precio del petróleo ha generado para el gobierno la disminución de los ingresos totales en un 70% para el 2015. La Organización de Países exportadores de Petróleo (OPEP) afirma que Venezuela es el primer productor de petróleo de América Latina, con unos 2.65 millones de barriles diarios en el 2015. 780 mil barriles diarios son enviados a Estados Unidos, su principal comprador de petróleo. Actualmente, el país más afectado por la disminución del precio es Venezuela.

 

Con un precio sobre los 28.28 dólares, según la cotización actual de la OPEP, las consecuencias recaen en más recortes del gasto público, la escasez de productos de consumo, la paralización de proyectos y la creciente inseguridad que se aúna a un caos social y político.

 

¿Y los acuerdos internacionales?

 

El Acuerdo Energético de Petrocaribe se inició en el 2005, logró abastecer el 43% de las necesidades de energía del área. Bajo este Acuerdo, la región puede comprar hasta 185 mil barriles de petróleo por día.

 

Durante 10 años, Petrocaribe promovió una nueva forma de intercambio para impulsar la soberanía, seguridad energética, desarrollo socioeconómico entre Venezuela y los países del Caribe, subsidiando a los otros países al venderles el petróleo con grandes facilidades de pago, créditos blandos, a cambio de productos o servicios médicos.

 

Venezuela ha financiado la construcción de refinerías, patios de tanque, oleoductos, y plantas hidroeléctricas en algunos países miembros como Nicaragua y Cuba.

 

Desde 1998, Cuba benefició de una gran cooperación bajo el régimen de Hugo Chávez. Una vez que los precios de petróleo comenzaron a disminuir, Cuba, con una visión a corto plazo, flexibilizó su posición en sus relaciones con los Estados Unidos anunciándose como resultado de las negociaciones: la apertura del intercambio comercial y cooperación entre ambos países.

 

El contexto actual de Venezuela hace más difícil el cumplimiento del acuerdo con el Caribe y Centroamérica. Es por ello que, en la Asamblea Nacional se discutirá si se debe continuar con los envíos de petróleo o proyectos: ¿Podrá Venezuela colocar los barriles de Petrocaribe en el mercado internacional reduciendo así en parte el déficit actual?

 

¿Qué sucederá con Petrocaribe?

 

18 países caribeños suscribieron el Acuerdo de Cooperación Energética, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristobal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam Venezuela para la realización de proyectos de infraestructura energética que sirvieron a un proceso temporal de independencia energética regional.

 

PDVSA afirma en su página Web que Petrocaribe cuenta con 5 plantas de almacenamiento y distribución de combustible, 13 plantas eléctricas, 3 plantas de llenado de bombonas de GLP, 56 estaciones de combustible, 17 empresas mixtas en 12 países y la adquisición de 25% de las acciones de West Indies Oil Company (WIOC), con sede en Antigua y Barbuda, que cuenta con una capacidad de almacenamiento de 1.5 millones de barriles, siendo esta la mayor del Caribe Oriental.

 

Venezuela reducirá paulatinamente sus compromisos hasta el aumento del precio del petróleo. Los países buscarán soluciones alternas. Ya algunas islas con capacidad de almacenamiento prestan sus servicios: Bahamas, San Eustaquio, Aruba, Curaçao, etc. Es el caso también de Santa Lucía cuyos acuerdos de almacenamiento con la empresas trasnacionales Glencore y Vitol son un hecho.

 

Otros países responden a la Iniciativa de Seguridad Energética para el Caribe propuesta por Washington el año pasado. Los países caribeños aceptarán inversiones privadas, ayudas públicas y reducirán a futuro la dependencia del crudo venezolano. Aunque la energía renovable no es una estrategia a corto plazo, Jamaica, Haití y Dominicana iniciaron sus procesos de cambio.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar