18 de Septiembre de 2019| Última actualización 11:49 GMT

Ecuador, las salvaguardias y sus efectos

Luis Lunas Osorio | 13 Agosto del 2015

INTRODUCCIÓN.- La situación que la economía del Ecuador vive desde hace varios meses, debido a la fuerte reducción del precio del petróleo y a la falta de previsión del Presidente de la República para la época de las vacas flacas, ha provocado que se tomen numerosas medidas para atender las necesidades fiscales y para evitar un problema grave de balanza de pagos. Una de las medidas adoptadas es la de imponer salvaguardias a las importaciones.

 

LAS SALVAGUARDIAS.-  Son medidas de recargo arancelario o equivalente, que un país está autorizado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Comunidad Andina de Naciones (CAN) a aplicar a un producto o a varios, para contrarrestar competencia desleal de empresas o de gobiernos, que causen o amenacen causar perjuicios graves a determinadas actividades productivas. Tienen carácter transitorio, no deben ser discriminatorias y rigen siempre que no signifiquen reducción del consumo habitual en el país importador. En definitiva, son impuestos sobre el valor de las importaciones, para reducirlas.

 

La OMC solo autoriza salvaguardias después de una investigación detallada y de haber comprobado el daño grave o la amenaza de daño grave a la industria del país afectado; además, el Acuerdo de la OMC sobre Salvaguardias de 1994 estableció plazos para todas las medidas de salvaguardia (“cláusula de extinción”), con el fin de que no se vuelvan permanentes. www.wto.org

 

El Acuerdo de Cartagena, en su artículo 98, faculta al país que se considere perjudicado por una devaluación monetaria de otro País Miembro, a plantear el caso a la Secretaría General, para buscar medidas orientadas a neutralizar los efectos de la devaluación. www.comunidadandina.org

 

Acuerdo de Cartagena, artículo 98: Los Países Miembros se comprometen a no alterar unilateralmente los gravámenes que se establezcan en las diversas etapas del Arancel Externo. Igualmente, se comprometen a celebrar las consultas necesarias en el seno de la Comisión antes de adquirir compromisos de carácter arancelario con países ajenos a la Subregión. La Comisión, previa propuesta de la Secretaría General y mediante Decisión, se pronunciará sobre dichas consultas y fijará los términos a los que deberán sujetarse los compromisos de carácter arancelario.

 

LAS SALVAGUARDIAS EN EL ECUADOR.- El gobierno 2007 – 2017 puso en vigencia salvaguardias en diversas fechas, con el ánimo de frenar las importaciones en general y en especial las procedentes de Colombia, país con el cual la balanza comercial es muy desfavorable. Para continuar en esa línea, el 6 de marzo de 2015, el Consejo de Comercio Exterior (COMEX) aprobó la Resolución 11 – 2015, mediante la cual puso en vigencia salvaguardias arancelarias generales, para 2.961 ítems, con tarifas que van del 5% al 45% para bienes de consumo y, extrañamente, bienes intermedios y de capital, con lo cual se encarece la producción nacional que los necesita.  El diario EL UNIVERSO publicó el gráfico siguiente, cuya fuente sería el Consejo de Comercio Exterior, señalando los tipos de productos afectados, a los cuales habría que restar los neumáticos, que el Presidente ordenó retirar a pocos días de tomada la decisión.

 

El 21 de julio último, “… el ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Diego Aulestia, afirmó que las medidas de salvaguardias aplicadas en el país desde el 6 de marzo pasado han permitido proteger la economía nacional y descartó que se vayan a levantar antes de los 15 meses previstos.”

 

“En una entrevista con el canal nacional GamaTV, Aulestia expuso que las importaciones totales en Ecuador desde marzo hasta junio se redujeron en cerca de US$870 millones, en particular, los rubros a los que se les aplicó medidas de salvaguardia (2.800 partidas) cayeron un 22% en comparación al mismo período del año anterior.” … El titular refirió que las medidas han permitido dar respuesta a una situación compleja, para poder restablecer el equilibrio en la balanza de pago al regular el flujo de importaciones, y afirmó que “el país está ganando” en la medida en que disminuye la salida de divisas al exterior. “Y ello, no olvidemos, en una economía dolarizada es absolutamente fundamental”, acotó.” http://www.americaeconomia.com/economia-mercados/comercio/salvaguardias-aplicadas-en-ecuador

 

COMENTARIO.- Las salvaguardias impuestas por el gobierno son una parte de un paquete de medidas derivadas de la baja del precio del petróleo y la consecuente reducción de los ingresos fiscales. Algunas de las otras medidas son: la rebaja del valor del Presupuesto del Estado para este año en 1.400 millones de dólares, un endeudamiento agresivo no registrado nunca antes en poco tiempo, la decisión para que el dinero electrónico sea recibido y operado obligatoriamente por la banca privada, los proyectos de Ley para crear nuevos impuestos a las herencias y la plusvalía; y, es posible que se tomen otras medidas. Una disposición ridícula, con algún efecto publicitario, fue la de reducir los sueldos de las más altos niveles burocráticos, por un total de  21 millones de dólares, que no significan nada en relación con el total a gastarse en el año.

 

La medida de Salvaguardia afectaría al 31% de las importaciones y se reflejaría en el 54% de las importaciones de bienes de capital, 17% de las materias primas y el 52% de los bienes de consumo. Es extraño que se aplique las salvaguardias a materias primas y bienes de capital (salvo que se produzcan competitivamente en el país, lo cual es improbable), pues se supone que los unos y las otras sirven para incrementar la producción nacional.

 

Con base en los datos del Banco Central, FEDEXPOR  estima que sobre 8.500 millones de dólares de importaciones, los aranceles serían de 1.144 millones y la sobretasa sumaría 2.284 millones. La recaudación arancelaria efectiva, dice FEDEXPOR, alcanzaría en promedio al 40% del valor de las importaciones.

 

Cuáles son los efectos de las salvaguardias 4 meses después? Hay unos positivos y hay otros negativos. Afirmo que más son los segundos que los primeros.

 

Los positivos son: hay un incremento de producción nacional de bienes antes importados, que se pueden sustituir fácilmente en empresas que tienen capacidad instalada ociosa; es posible que algunas empresas hagan pequeñas inversiones para realizar adiciones a sus líneas de producción, con el fin de aprovechar los 15 meses (eventualmente un poco más) que durarán las salvaguardias; algunos pequeños industriales pueden alcanzar competitividad interna con sus productos, gracias a los nuevos altos costos de las importaciones y beneficiarse; el gobierno ha decidido devolver los impuestos a los exportadores (draw back), para neutralizar el efecto de las salvaguardias sobre las importaciones de materias primas y bienes de capital, pero ese no es un subsidio sino un acto racional de no encarecer con impuestos la venta de los productos nacionales en el exterior.

 

Los efectos negativos son:

 

La población ve encarecer su costo de vida, porque las salvaguardias recaen sobre más de la mitad de los bienes de consumo a los cuales está acostumbrada.

 

No aumentará la inversión, la producción ni el empleo en forma significativa, como se pregona, porque ningún empresario va a desarrollar proyectos de magnitud basado en las salvaguardias, sabiendo que la vigencia máxima de ellas es de 15 meses y que el gobierno está en la capacidad de levantarlas antes, como hizo con las de neumáticos y ha anunciado que en breve hará con otras.

 

Las importaciones no petroleras del cuatrimestre marzo – julio 2015, según el Banco Central, en relación con las de similar periodo de 2014, han mantenido su valor, con un incremento irrelevante de 10 millones de dólares, lo que significa que las salvaguardias, en sus primeros cuatro meses de vigencia, no han tenido el efecto de contracción de la demanda externa que esperaba el gobierno.

 

Por el contrario, los exportadores nacionales sufren retaliaciones de los países afectados por las salvaguardias y pierden clientes y utilidades, porque enfrentan trabas muy importantes por debajo de la mesa, como demoras en el despacho, devoluciones, etc., en aquellos países que se ven más perjudicados.

 

En cambio, el contrabando ha crecido fuertemente, reduciendo los ingresos del Estado, aumentando sus gastos en personal, vehículos y equipos que se destina al control, y dando pie a la corrupción. La Cámara de Comercio de Ipiales calcula que las ventas de sus afiliados este año han aumentado en 400 mil pesos diarios, lo que significa 120 millones de dólares anuales; y, si eso sucede en esa ciudad, hay que pensar en el total de lo que ingresa al Ecuador por las dos fronteras y por el mar, que llegaría a mucho más de 300 millones de dólares.

 

El contrabando de frontera ya no es solamente de productos colombianos y peruanos; es también de mercaderías de terceros países y bloques que tienen acuerdos comerciales con Colombia y el Perú, en especial Estados Unidos y la Unión Europea, que ingresan a los países vecinos libres de aranceles y restricciones no arancelarias y pasan la frontera ecuatoriana de muchas maneras, hasta en camiones que nadie ve….., y que transportan licores, perfumes, televisores, computadoras, teléfonos celulares, ropa, alimentos.

 

Hay que reconocer que esto último no solo se debe a las salvaguardias, sino a los impuestos internos muy fuertes que ha aprobado el gobierno y que hacen que una botella de licor escocés que en el Ecuador vale 120 dólares en Ipiales valga 40 dólares o que un televisor que en Quito se compra en 3 mil dólares, se consiga por la tercera parte en el país vecino; ……. y dicen que hasta con entrega a domicilio.

 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar