30 de Abril de 2017| Última actualización 11:03 GMT

¿El comercio internacional afecta el cambio climático?

editor | 05 Junio del 2014

El cambio climático evidencia un problema crítico asociado al suministro de alimentos. En los últimos años el impacto negativo del clima sobre la producción de alimentos dejó al descubierto un conflicto de gran importancia para el desarrollo y el crecimiento de los países.

No solo el comercio internacional es una clave para asegurar el suministro de alimentos, sino también un medio para garantizar el progreso y mejorar la calidad de vida

Por tanto, ambos temas son de tracendental importancia tanto para numerosas organizaciones internacionales asociadas al medio ambiente y el desarrollo como para la Organización Mundial del Comercio (OMC) y otras instituciones vinculadas al comercio.

Según los expertos el cambio climático, producto del calentamiento, es un hecho y, en general, está relacionado con las actividades humanas. Entre los efectos más preocupantes se encuentran las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

El informe “El comercio y el cambio climático” elaborado por la OMC y el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), advierte que “las emisiones de gases de efecto invernadero aumentarán entre un 25% y un 90% de 2000 a 2030”.

Los países en desarrollo, de no aplicar estrategias y medidas adecuadas, podrían elevar considerablemente la emisión de gases en los próximos quince años.

Con el propósito de afrontar el problema de forma global y ofrecer apoyo a los países latinoamericanos en desarrollo, la Comisión Europea y el PNUMA suscribieron un acuerdo de colaboración sobre cambio climático en Latinoamérica, denominado Euroclima.

El programa se ejecuta en 18 países latinoamericanos sobre los puntos focales que cada gobiernos de estas naciones designaron, con el objetivo de concientizar a los ciudadanos y moderar el cambio climático en las políticas de desarrollo y planes en la región.

Cabe señalar que no existen recetas aplicables a todas las regiones, las metodologías para el estudio del cambio climático pueden partir de la definición de una tendencia o de las actividades económicas, “proyectando trayectorias de crecimiento sectoriales y de la economía en su conjunto”.

Sin embargo, los factores claves como la población, el uso de la tierra, el consumo del agua y de la energía, todos estrechamente relacionados con la producción y el consumo, son los que determinarán las líneas fundamentales de acción.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar