26 de Septiembre de 2018| Última actualización 11:09 GMT

El déficit crece en la Administración Trump, pero sus funcionarios pretenden ignorarlo

Marco Trade News | 02 Julio del 2018
Capitolio

Autor imagen: Foto cortesía

Larry Kudlow, el asesor económico del presidente, asegura que el déficit federal de EEUU está decreciendo gracias a las políticas de Trump, cuando la propia información oficial advierte de un temible incremento.

El Director del Consejo Económico Nacional y principal asesor económico del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, aseguró el viernes que el déficit presupuestario de EEUU está “bajando rápidamente”, algo que no responde a los últimos datos dados a conocer por el propio  Departamento del Tesoro.

Tomando el período octubre-mayo 2018 acumula un déficit de 532.000 millones de dólares contra 433.000 millones de dólares para el mismo período del 2017. Y si se estuviera desacelerando “rápidamente” como plantea Kudlow ello debería reflejarse al menos en los últimos meses. Por el contrario, en el mes de mayo de 2018, el déficit fue de u$s 146.800 millones, frente a un déficit de u$s 88.400 millones en mayo del año 2017, lo que implica un incremento notable.

La pregunta de los analistas es si estamos ante una Administración torpe o que miente de manera flagrante, porque según esos datos oficiales, entre octubre (mes de inicio del año presupuestario del gobierno que concluye en septiembre) y mayo, el déficit de EEUU se incrementó de forma constante, en comparación con el mismo período del año anterior. 

Si se toman las previsiones realizadas en abril, por la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) para todo el año fiscal, ésta predijo que Estados Unidos tendría un déficit de u$s 804.000 millones, muy por encima de los u$s 665.000 millones registrados en el año fiscal 2017. Además, la CBO señaló que los déficits de billones de dólares volverán en 2020, en su primer informe, posterior a la reforma fiscal de Trump que implicó un importante recorte de impuestos.

En una entrevista en Fox Business, el medio preferido de Trump, Larry Kudlow, un entusiasta defensor del supply-side economics, una corriente de economía que plantea la reducción de  impuestos, para fomentar las inversiones, comentó la actualidad económica de su país y afimó que “a medida que la economía crece, más gente trabaja, mejores empleos y carreras, los ingresos aumentan y el déficit está bajando, y está bajando rápidamente. El crecimiento resuelve muchos problemas”.

Ante el evidente choque de la versión de Kudlow y la realidad de los datos oficiales, una portavoz de la Casa Blanca aclaró que el programa económico de Trump está impulsando el crecimiento y que so generaría ingresos adicionales que llevarían en el futuro a un menor déficit. Un dicho español lo explica claramente: “Donde dije digo, digo Diego”.

Pero los informes y predicciones de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO) de abril son rotundos. Los déficits presupuestarios apuntan a un nivel más alto bajo la presidencia Trump y en los próximos años, los déficits de billones de dólares (trillones para EEUU) volverán en 2020, motivados por el recorte de impuestos del año pasado (-u$s 1,5 billones) y la faraónica ley de gastos de este año (+ u$s 1,3 billones).

 

Estados Unidos no ha tenido déficits superiores a un billón de dólares desde 2012. De 2009 a 2012, los déficits superaron el billón de dólares (trillón en EEUU) mientras el gobierno de Obama afrontaba  la recesión y la crisis financiera.

Robert Schroeder, un lúcido analista económico, acreditado en la Casa Blanca, puso de manifiesto en un artículo que el informe de la CBO significaba una advertencia sobre que la acumulación de déficits resultaría en un aumento de la deuda.

Según el informe, la deuda pública pasará del 78% de la economía a fines de 2018 al 96% en 2028, y ello aumentaría la probabilidad de una crisis fiscal.

Como lo definió Robert Schroeder con precisión, los recortes de impuestos establecidos por Trump aumentaran las estimaciones de déficit en la cuenta de gastos y llevarán a la economía de EEUU “a un mar de tinta roja”.

Fuente: www.marketwatch.com

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar