22 de Junio de 2018| Última actualización 09:43 GMT

El G20 busca un futuro alimentario sostenible

Marco Trade News - Fuente: Ministerio Agricultura de Argentina | 13 Marzo del 2018
G20

Autor imagen: Ministerio de Agroindustria

Los delegados de agricultura de los países miembros del G20, reunidos en la ciudad de Rosario (Argentina) concluyen hoy sus trabajos sobre la Declaración de Ministros de Agricultura, que tiene como objetivo la construcción de un futuro alimentario sostenible, una de las tres prioridades elegidas por la Argentina en el marco de su presidencia.

 

Las negociaciones que reúnen a los segundos en jerarquía de los ministerios de Agricultura y tienen a su cargo la respectiva agenda del G20, se reunieron en esa ciudad argentina a lo largo de tres días, con la presencia de Luis Miguel Etchevehere, Ministro de Agroindustria del país anfitrión, acompañados por un grupo de expertos invitados y representantes de organizaciones del sector, enfocados en el manejo sustentable de suelos.

 

La construcción de un futuro alimentario sostenible ha sido una de las tres prioridades elegidas por la Argentina para los trabajos en el marco de su presidencia del G20 .

 

Luis Etchevehere destacó la importancia del encuentro en tanto “los países del G20 representan el 60% de las tierras agrícolas totales y son responsables de casi el 80% del comercio mundial de alimentos y productos agrícolas”.

 

“Es fundamental ser conscientes de que el desafío del hambre sólo puede enfrentarse colectivamente. Los problemas globales necesitan soluciones globales y, como miembros del G20, tenemos la responsabilidad de darle al mundo una señal positiva sobre nuestro fuerte compromiso para erradicar la pobreza y el hambre”, sostuvo Etchevehere.

 

El objetivo del área de trabajo de agricultura del G20 es lograr un manejo sustentable de los suelos y analizar cómo el Grupo puede proporcionar la coordinación internacional necesaria para fomentar la colaboración público-privada entre industrias, gobiernos, agencias internacionales, asociaciones de productores agropecuarios y la sociedad civil.

 

El G20 nació en 1999 como una reunión técnica de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales. En plena crisis económica de 2008, se convirtió en lo que es hoy: un espacio clave de discusión y toma de decisiones en el que participan los máximos líderes mundiales y las principales economías.

 

En conjunto, sus miembros representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y algo más del 75% del comercio internacional.

La agenda de los Delegados de Agricultura incluye también una reunión del Foro de Respuesta Rápida del Sistema de Información de Mercados Agrícolas (AMIS) que se realizará en Rosario, el jueves 15 de este mes, a continuación de la reunión que concluye hoy.

 

Habrá otra reunión de líderes científicos en materia de agricultura que se realizará en San Salvador de Jujuy, en el norte de Argentina, entre el 28 y 30 de mayo, mientras que los Delegados de los países miembros volverán a encontrarse en una nueva reunión de trabajo del 26 al 27 de julio próximo, en Buenos Aires, que será preparatoria de la Reunión con ministros de Agricultura, que se celebrará el 27 y 28 de julio, también en la capital argentina.

 

Las conclusiones de esos encuentros llegarán a la Cumbre de Líderes del G20, que tendrá lugar en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, donde estarán presentes las máximas autoridades de los países que lo integran.

 

Como parte de la agenda oficial, los Delegados de Agricultura visitarán mañana Expoagro, la exposición agroindustrial a campo abierto más importante de la Argentina, en la ciudad de San Nicolás.

 

Uno de los ejes del G20 2018

 

La Argentina eligió tres prioridades para el G20 2018: el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible. Así explica esta última prioridad el documento oficial de visión de la presidencia argentina: “La seguridad alimentaria es un eslabón importante para lograr estabilidad y paz. En ningún otro caso, la seguridad y el desarrollo están tan evidentemente interconectados y se refuerzan mutuamente como en los alimentos. Satisfacer las necesidades nutricionales de las poblaciones futuras requiere una manera sostenible de aumentar la productividad agrícola. Suelos sanos, fértiles y productivos son necesarios para la seguridad alimentaria y la salud humana, y su preservación resulta crucial para el desarrollo sostenible y para la vida en nuestro planeta".

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar