10 de Diciembre de 2018| Última actualización 07:47 GMT

El Informe de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica se presentó en Brasil

Marco Trade News - Fuente: Secretaría General Iberoamericana - http://www.informesursur.org/ | 14 Marzo del 2018
Informe

Autor imagen: Secretaría General Iberoamericana

La Secretaría General iberoamericana, Rebeca Grynspan, presentó el viernes pasado en Brasil, por primera vez en sus 10 años de historia, el “Informe de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017”.

 

La publicación que elabora la Segib, recoge todas las iniciativas que, en esa materia, se desarrollan en el marco de la comunidad iberoamericana.

 

La elección de Brasil en este caso responde al “firme compromiso” de ese país con la comunidad formada por España, Portugal, Latinoamérica y Andorra. “Brasil es un aliado indispensable del espacio iberoamericano y un gran protagonista de la cooperación entre los países de nuestra región, liderando la carga en la Cooperación Sur-Sur iberoamericana junto con Argentina y México”, tal como expresó la costarricense Rebeca Grynspan, a cargo de la Secretaría General desde 2014.

 

Como parte de visita a Brasilia, Grynspan, se reunió un día antes de la presentación, con el canciller de Brasil, Aloysio Nunes, y en declaraciones a los medios, dijo haber comprobado  que “Brasil es uno de los países más activos en la cooperación en el marco iberoamericano y ese compromiso se mantiene firme y será incluso acentuado”.

 

Uno de los acuerdos alcanzados en ese encuentro es que un funcionario de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) se incorporará este año a la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), lo que permitirá agilizar proyectos y una mejor coordinación con la oficina regional del organismo, que tiene sede en Uruguay.

 

La Secretaria General recordó que Brasil participa en forma “muy activa” en 17 de los 22 proyectos de cooperación que promociona la Segib, entre los que citó en particular uno que apunta a estimular el bilingüismo (español-portugués) en el marco iberoamericano y que incluso se ha ofrecido como sede para el II° Simposio de las lenguas española y portuguesa, un encuentro académico sobre la diversidad lingüística en la comunidad que sería realizado este mismo año.

 

Dos hechos importantes celebrados por Grynspan fueron que el Parlamento brasileño ratificó, la semana pasada, el acuerdo de cooperación entre el país y la Segib, un trámite que estaba pendiente desde 2012 y que ahora, una vez concretado, reforzará la colaboración en proyectos conjuntos y que el canciller Nunes garantizó la participación “al más alto nivel” de Brasil en la XXVI Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Guatemala los próximos 15 y 16 de noviembre, ratificando el compromiso del país, con el proceso previo a la Cumbre y con el propio Encuentro de Jefes de Estado y de Gobierno.

 

El Informe 2017 de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica, que recoge todas las iniciativas que, en esa materia, se desarrollan en el marco de la comunidad iberoamericana, es un documento de carácter anual que reúne, sistematiza y analiza la Cooperación Sur-Sur que implementan los países iberoamericanos. El mismo se elabora desde el año 2007 y es el único ejercicio de estas características existente para una región en desarrollo. El de este año, es por tanto, la décima edición de un producto de fundamenl importancia para la toma de decisiones.

 

Son los propios países iberoamericanos los que deciden los contenidos del informe, así como la metodología de registro y la definición de los conceptos, convirtiendo de esta manera el informe en un ejercicio de Cooperación Sur-Sur en sí mismo. De esta manera, los países se involucran en el proceso de su elaboración a dos niveles: el técnico y el político. La elaboración involucra a las Agencias y Direcciones Generales de Cooperación de los países miembro, al Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur (PIFCSS) y a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la cual es la encargada de su elaboración y producción final.

 

El Informe 2017 cinco capítulos que incorporan (Cap.1) una reflexión estratégica a 40 años de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires elaborada por los Responsables de Cooperación de los países iberoamericanos, analizando y sistematizando un total de 1.475 programas, proyectos y acciones de Cooperación Sur-Sur, mostrando quiénes son los principales actores y alianzas, así como cuáles son las áreas sectoriales que más se fortalecen a través de la Cooperación Sur-Sur.

 

Se pone el foco asimismo (Cap.2) en Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur Bilateral analizando los 721 proyectos y 155 acciones de cooperación Sur-Sur Bilateral que los 19 países de América Latina intercambiaron entre sí, a lo largo de 2015. De la caracterización de estas cerca de 900 iniciativas, cabe destacar por un lado, que siete países de la región fueron responsables del 90% de los 721 proyectos: Argentina, principal oferente con 180 proyectos en ejecución; México y Brasil, los siguientes en importancia relativa con 125 y 110 proyectos; Chile y Cuba, quienes contribuyeron con 80 y 59 de estas iniciativas, equivalentes a un 20% del total; y Uruguay y Colombia, los cuales mantuvieron registros destacables en la franja de entre los 40 y los 50 proyectos. Y por otra, que los 19 países de América Latina, sin excepción, fueron receptores de proyectos de CSS Bilateral. El Salvador, principal receptor, con 98 proyectos (13,6% del total);  Bolivia con 68 (9,4%) y Argentina, con 57 proyectos (7,9%).

 

La Cooperación Triangular en Iberoamérica (Cap.3) sistematiza esa Cooperación Triangular de la que Iberoamérica participó en 94 proyectos y 65 acciones, lo que multiplica por 8 los registros de una década atrás. Doce de los 19 países de la región compartieron sus capacidades y cuatro de ellos explicaron casi tres de cada cuatro de los 94 proyectos ofrecidos: Chile (29,8% de los proyectos); Brasil (18,1%); y México (16%) y Argentina (9,6%).

 

La Cooperación Sur-Sur Regional (Cap.4) se dedica a la presentación de los 44 programas y 57 proyectos. México fue el país que participó en un mayor número de iniciativas (68), seguido por Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica y Perú, todos ellos presentes en 50 a 60 programas y proyectos. Organismos multilaterales fueron también actores relevantes al participar en 89 de las 101 iniciativas registradas. Los organismos iberoamericanos (26 programas y proyectos); la Organización Internacional para la Energía Atómica (13 proyectos) en cada caso.

 

Por último el Informe incorpora (Cap.5) un análisis de las cerca de 400 iniciativas de Cooperación Sur-Sur que mantuvieron en ejecución los países iberoamericanos con países de otras regiones como, por ejemplo, África y Asia.

 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar