22 de Julio de 2018| Última actualización 10:57 GMT

El nuevo Canal de Panamá: una máquina de hacer dinero

Marco Trade News | 03 Julio del 2018
Canal

Autor imagen: Foto cortesía

Los beneficios del Canal ampliado para la industria marítima a nivel global son evidentes. Su construcción de los 77 kilómetros, que implicó el trabajo de 10.000 operarios y una inversión de 5.450 millones de dólares, ha resultado un éxito. Lo demuestran sus números.

Se han cumplido los dos primero años de la ampliación del Canal de Panamá y del histórico evento que constituyó el primer tránsito de un neopanamax por las nuevas esclusas, resultado de una formidable obra de ingeniería que ha permitido que el canal haya estado operativo el 100% del tiempo.

Desde entonces, la vía interoceánica sigue maravillando al mundo dado sus altos niveles de eficiencia que han significado nuevos hitos y récords, de los que ha dado cuenta de forma habitual, nuestro trabajo en Marco Trade News.

Más allá del beneficio para los panameños, que ha sido enorme, también lo ha sido para la industria marítima a nivel global. La obra de ampliación del Canal de Panamá supuso enormes retos técnicos y económicos y no ha estado exenta durante su construcción –como en todo gran proyecto de semejante envergadura– de desafíos inesperados y situaciones complejas que se tuvieron que superar.

El Canal ampliado representa un gran avance en la logística del comercio global, en tanto significa una importante disminución de costos en el transporte marítimo y a la vez, una marcada reducción de tiempos.

Por otra parte, al abrir nuevas oportunidades al tránsito de buques gaseros, resolvió un viejo problema de la logística del sector. Una de las mayores novedades que resultaron de la ampliación del Canal de Panamá fue precisamente la posibilidad de tránsito de buques de GNL, que antes se veían imposibilitados por cuestiones de espacio y seguridad.

Una serie de hitos han marcado estos dos años desde la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá. La mayor capacidad ofrecida por las esclusas neopanamax, permitieron recibir a este  segmento de buques que se ha convertido en el de más rápido crecimiento. En el pasado mes de marzo, el Canal alcanzó el récord con el tránsito del buque neopanamax MSC Caterina que fue número 3.000 en recorrer la vía interoceánica.

Un mes más tarde, tres buques de Gas Natural Licuado (GNL), el CleanOcean, el Gaslog Gibraltar y el Gaslog Hong Kong, transitaron con éxito a través de las esclusas neopanamax que recorrieron en el sentido Pacífico-Atlántico y en mayo, cruzó el Canal ampliado el Norwegian Bliss, el buque de pasajeros de mayor capacidad que lo ha transitado en su historia.

Otro de los hitos del nuevo Canal de Panamá han sido los récords de tonelaje transitado: 38,1 millones de toneladas CP/SUAB (medida de volumen del Sistema Universal de Arqueo de Buques del Canal de Panamá) con el tránsito de 1.231 buques.

Esos datos muestran los beneficios del Canal ampliado para la industria marítima a nivel global y contribuyen al posicionamiento del Canal de Panamá como hub de las Américas. Su construcción de los 77 kilómetros, que implicó el trabajo de 10.000 operarios y una inversión de 5.450 millones de dólares, ha resultado un éxito. Lo demuestran sus números.

La Autoridad del Canal ha ido variando el método de transitar los buques y ampliando el horario y el número de operaciones conforme su personal iba adquiriendo experiencia. En dos años, han pasado por las nuevas esclusas un total de 3.500 barcos, entre ellos muchos buques gaseros y transatlánticos de pasajeros que por sus dimensiones no podían pasar por las antiguas.

A una media de 750.000 dólares por barco, el canal ampliado ha generado en dos años unos 2.625 millones de dólares, lo que supone más del 80% de su presupuesto inicial. Esto significa que, aún en el supuesto de que el coste final fuera superior (lo que está en discusión con empresas españolas participantes en la obra, el plazo de amortización será de todos modos muy corto: en un plazo de tres a cinco años, la inversión se habrá amortizado, incluso en el peor escenario. Más, teniendo en cuenta que la vida útil de los materiales será, con el debido mantenimiento, muy superior a 100 años.

El nuevo Canal de Panamá estudia ahora convertirse en un gran centro de distribución mundial. Está realizando los análisis preliminares de distintos modelos de negocio y se han identificado grandes oportunidades en tres sectores importantes: actividades logísticas y de valor agregado general para distribución a la región; procesamiento y distribución de productos perecederos; y servicios de valor agregado y distribución para vehículos, equipos pesados y repuestos. Sectores que espera poder desarrollar en el futuro. Hacia ese horizonte marcha Panamá.

Fuente:  micanaldepanama.com

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar