21 de Septiembre de 2018| Última actualización 00:44 GMT

Flying Whales: Francia y China invierten en revolucionarias aeronaves de carga

Marco Trade News | 02 Abril del 2018
Flying

Autor imagen: .

El sector de la carga aérea vive un proceso de transformación. El desarrollo de las llamadas “ballenas voladoras”, dirigibles destinados a llevar carga aérea pesada, se multiplica. Existen diversos prototipos en proceso avanzado de desarrollo y algunos ya operando en fase de prueba.

 

Flying Whales en Francia con apoyo de China, tiene planes de producir alrededor de 150 dirigibles, tanto para el mercado europeo como para el asiático, con apoyo del banco francés de inversión pública Bpifrance y de la empresa estatal china AVIC, el equivalente en China a Boeing y Airbus.

 

La aeronave de carga de 140-150 metros de largo (Large Capacity Airship-LCA-60T), de 60 toneladas estará dedicada al mercado de cargas pesadas y de gran tamaño y tiene como característica principal distintiva que no necesita aterrizar para recoger o entregar las cargas. Flying Whales espera tener listo un prototipo programado para volar en 2021 y el lanzamiento de los primeros vuelos comerciales en 2022. La start-up ya aseguró 90 millones de euros en financiamiento de sus accionistas, que incluyen fondos de capital privado y de la empresa estatal china AVIC.

 

Al no requerir un aeropuerto o una pista para operar, la aeronave de estructura rígida llena de helio necesita poco empuje o poder de propulsión; y el consumo de energía de sus pequeños motores diesel y motores eléctricos será bajo, una ventaja competitiva importante sobre otros transportadores híbridos en desarrollo que están diseñados para realizar despegues y aterrizajes convencionales, subraya la compañía.

 

El dirigible está equipado con una gran bodega que mide 75 metros de largo, ocho metros de alto y ocho metros de ancho. El LCA60T usará una grúa para levantar y descargar las cargas hacia y desde su bodega cuando se encuentre en posición estacionaria. También podrá acomodar carga que sea demasiado voluminosa para la bodega suspendiendo tales envíos fuera de medida, bajo su estructura.

 

En Flying Whales comentaron al Lloyd’s Loading List, que éste es uno de los pocos proyectos “serios” de este tipo de aeronaves de carga en el mundo, junto con el que se está llevando a cabo en el Reino Unido (Hybrid Air Vehicles/Airlander), dos en EEUU, uno en Rusia, y uno en Canadá.

 

Dijeron que la nave de Flying Whales tendrá un alcance de varios miles de kilómetros y podría operar cuatro o cinco recorridos de ida y vuelta diarios, cubriendo varias decenas de kilómetros en cada viaje y, además, comentaron que las únicas limitaciones operativas reales para la aeronave se producen cuando las velocidades del viento alcanzan un cierto nivel. En su posición estacionaria de carga/descarga, el LCA60T solo puede funcionar con seguridad, si el viento no supera los 50 kilómetros por hora, dejando un promedio de 200 a 250 días al año donde podría izar y bajar las cargas sin dificultad, más que suficiente para hacerlo comercialmente viable.

 

Los competidores directos actuales para el LCA60T no son los aviones, sino que los helicópteros más grandes actualmente en servicio. Los helicópteros europeos más grandes pueden transportar 5 toneladas como máximo, y hay dos súper helicópteros, uno estadounidense y otro ruso, que pueden transportar 12 y 18 toneladas de carga respectivamente “pero su funcionamiento es excesivamente caro”, agregaron en Flying Whales. El helicóptero ruso tiene un costo diario de operación de aproximadamente u$s 1 millón, mientras se espera que los costos del dirigible Flying Whales sean más de 20 veces menores.

 

Se ha desatado una carrera global para desarrollar aeronaves de carga confiables (dirigible no rígido o “ballenas voladoras”) y Francia se incorporó al grupo de países que pretende estar en la avanzada con  Flying Whales.

 

La “Ballena Voladora” será dos veces más larga que un Boeing 747 y elevará una carga útil de 60 toneladas y ya está vinculado su uso a la industria de la madera de bosques profundos. nFW's planea una oferta pública inicial en 2021, el mismo año que su prototipo está programado para su primer vuelo. El CEO Sebastien Bougon cree que, si todo sale según lo planeado, su globo lleno de helio de gran tamaño podría generar 6.000 millones en ventas en los próximos 10 años.

 

En EEUU también avanza el proyecto Aeroscraft que utiliza una tecnología de flotación similar a la de los submarinos y que promete revolucionar el transporte. El primer prototipo Pelikan de 60 mts, ya fue probado exitosamente en 2013 y está en desarrollo el primer modelo comercial, que es el doble de grande (120 mts y capacidad para 66 tn. Aeros Corp, la empresa constructora está en tratativas para fabricar también modelos capaces de llevar 250 y 500 toneladas, que pueden tener un mercado militar.

 

Rusia también tiene en proceso el dirigible Atlant, cuyo primer vuelo está programado para este 2018. La aeronave está siendo desarrollada en tres modelos, con capacidad de carga de 16, 60 y 170 toneladas y que podrán operar a alturas de hasta 10.000 metros., lo cual sería suficiente para detectar ojivas en el tramo de la aceleración y el tramo final del vuelo. Y a la vez, desarrolla el Bérkut, un dirigible no tripulado capaz de volar a 20 kilómetros de altura y permanecer en el aire hasta cuatro meses gracias al sistema de alimentación de paneles solares.

 

Las ventajas de estas aeronaves son obvias: mayor capacidad de carga, gran alcance de vuelo sin escala, consumo de combustible relativamente bajo, alta fiabilidad, larga duración de la estancia en el aire.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: rm-forwarding

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar