26 de Agosto de 2019| Última actualización 09:33 GMT

GFFA: “mayor apertura y transparencia del mercado, para prevenir crisis de economía y riesgo de volatilidad de precios en mercados agrícolas mundiales”

editor | 23 Enero del 2014

El último Foro Mundial para la Agricultura y la Alimentación (GFFA), que se realizó entre el 16 y 18 de enero en Berlín, Alemania, concluyó en la importancia de desarrollar sistemas agrícolas eficientes, adaptables y resistentes que se basen en lo que identificaron como los tres pilares fundamentales: la diversidad, la sostenibilidad y la productividad.

El Foro, organizado por el Ministerio de Agricultura y Alimentación alemán, en cooperación en el GFFA de Berlín, fue el marco de la sexta Cumbre de Ministros de Agricultura de Berlín, que reunió a los ministros del sector agrícola de 65 estados del mundo para dialogar sobre el futuro de la industria agroalimentaria internacional.

Avanzando sobre anteriores conclusiones en las que resaltaron la importancia del comercio, de un sistema de comercio integrado y de estructuras productivas regionales como requisitos fundamentales para la realización de la seguridad alimentaria, los ministros valoraron que “las crisis económicas y financieras, tanto como la volatilidad excesiva de los mercados agrícolas, están causando incertidumbre y ponen en peligro la inversión agrícola, que a su vez puede reducir la eficiencia de todo el sistema alimentario”.

Según entienden los altos funcionarios, la agricultura es crucial, y sienta las bases para la producción de un suministro adecuado de alimentos sanos. Por consiguiente, señalaron las amenazas que generan: la progresiva escasez de recursos naturales, el impacto negativo del cambio climático, la pérdida de la diversidad genética y la fertilidad del suelo para la agricultura.

En tanto, resaltaron la importancia y el compromiso en conservar y promover la diversidad de la producción agrícola para mejorar la diversidad alimentaria, la sostenibilidad para alcanzar un uso económicamente viable, ecológicamente compatible y socialmente responsable, y, el aumento de la productividad.

Asimismo, concluyeron en la necesidad de ampliar la cooperación entre el gobierno y el sector privado y otras partes interesadas, con la colaboración de modelos de financiación adecuados.

“Observamos que una mayor apertura y transparencia del mercado, basa en reglas claras de comercio justo, son necesarios para combatir las crisis políticas relacionadas a la economía y el riesgo de la volatilidad de los precios extremos en los mercados agrícolas mundiales”, manifestaron los ministros entre sus conclusiones.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), si bien las fluctuaciones de precios son una característica normal de los mercados agrícolas, pueden tener efectos negativos en la seguridad alimentaria de los consumidores, los productores rurales e, incluso, países.

Los mercados mundiales experimentaron bruscos vaivenes en los precios de los productos básicos desde 2007, según datos de FAO, lo que provocó que los mismos alcanzaran niveles históricos. Para el organismo internacional, los precios agrícolas siguen altos en relación a los últimos 10 a 15 años.

Los funcionaron acordaron, especialmente, incentivar la aplicación al Plan de Acción del G20 sobre la volatilidad de los precios en la alimentación y la agricultura, la expansión y el uso eficiente de los sistemas internacionales de prevención e información, como el Sistema de Información del Mercado Agrícola Mundial (AMIS) o el sistema de observación de la Tierra Geo – Iniciativa de Monitoreo Agrícola Mundial (GEOGLAM).

Además, defendieron, el incremento de la inversión responsable en la agricultura, fortaleciendo valores de comercialización aprobados en la quinta Cumbre de Ministros de Agricultura de Berlín.

Documento con las conclusiones.-

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar