19 de Noviembre de 2018| Última actualización 04:20 GMT

Hacia el transporte urbano del futuro: Autobuses eléctricos sin conductor

Marco Trade News - Fuente: | 01 Febrero del 2018
Auto

Autor imagen: Internet

El autobús al que te subirás se conduce solo. La nueva movilidad está aquí: autónoma, compartida y eléctrica.

 

Es lo que plantean varias empresas que están terminando su fase de experimentación del sistema de autobuses autónomos de transporte público. La industria de los vehículos autónomos será sin duda, uno de los sectores con mayor proyección de futuro. Y sus avances cambiarán la vida de conductores y pasajeros. En Europa ya transitan por diversas ciudades aunque hay ensayos similares en otras regiones del mundo.

 

Desarrollado por el programa público-privado Drive Sweden, un miniautobus, sin conductor traslada pasajeros gratis y a una velocidad máxima de 20 km. por hora (aunque puede desarrollar hasta 45 kms/h),  por las calles de Estocolmo, Suecia, conviviendo sin problemas con otros vehículos, peatones y ciclistas. El prototipo estará a prueba por seis meses para evaluar el funcionamiento de la futura red 5G que planea desplegar en Suecia la empresa Ericsson, como parte de un plan gubernamental de poner a prueba nuevas formas de movilidad en entornos urbanos.

 

Un experimento similar funciona en Helsinki y Vantaa (Finlandia), Oristano (Italia), Lausanne (Suiza), La Rochelle y Sophia Antipolis (Francia),Trikala (Grecia) y en los jardines de la bahía de Singapur.

 

Por su parte, autobuses sin conductor de la empresa Navya están presentes en países como Francia, Suiza y Qatar. En Europa, EEUU y Asia-Pacífico, más de 60 Navya Shuttles ya están en servicio desde diciembre 2017, y más de 260,000 pasajeros han experimentado esta innovadora solución de movilidad, en ciudades o en sitios privados.

 

La ciudad francesa de Lyon experimenta con los minibuses de Navya desde hace meses, buscando convertirse en el  modelo de la smart city del mañana. Circulan por la vía pública con pasajeros a bordo, en una zona de oficinas separadas del centro de la ciudad y del núcleo urbano, haciendo de enlace entre el centro comercial, hasta donde llega la red de transporte público de la ciudad alejada de oficinas modernas, donde se encuentra la nueva sede de la televisión Euronews. La experiencia utiliza dos mini-autobuses eléctricos, de cinco por dos mts., sin conductor, con capacidad para 15 personas. Se recargan con un enchufe durante una hora a mediodía, y por la noche, con lo que obtienen una autonomía de seis a ocho horas. En su interior no hay volante, ni asiento de conductor. Solo una cabina con unas butacas reclinables para los pasajeros, con techo transparente y grandes ventanales. Entre 150 y 200 personas usan a diario los dos microbuses, un resultado que Pierre Soulard, responsable de movilidad urbana de la Lyon, considera muy alentador.

 

Desde el lanzamiento en Lyon, la empresa ha exportado ya sus vehículos a las calles de Doha (Qatar),  Perth, en Australia y a la pequeña ciudad de Sion en Suiza. También está presente en instalaciones privadas, como la central nuclear EDF de Civeaux, en Francia, el aeropuerto de Christchurch, en Nueva Zelanda, o el campus de la Universidad de Michigan, en EEUU. En total, dispone de 30 vehículos Navya Arma en todo el mundo.

 

La empresa francesa Easy Mile ha probado con éxito, sus autobuses autónomos en la ciudad española de San Sebastián y hace algunos meses estrenó su primer vehículo sin conductor en Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, con un desarrollado conjuntamente con la empresa árabe Omnix.  Y hasta ha incursionado por las calles de París, conectando la estación de tren Austerlitz con la de Lyon.  

 

“En 2050, se estima que el 70% de la población mundial vivirá en las ciudades- explica Nicolas Crémier, director de la novel empresa francesa- Eso conlleva problemas de tráfico, de contaminación y de estacionamiento”.

 

Para Christophe Sapet, CEO de Navya hay que tener en cuenta que hay más de 1000 millones de autos usados ​​en el mundo;  que en 2050, casi el 70% de la población mundial se concentrará en ciudades; que en 2016, se perdieron más de 65 horas en atascos en París, 91 en Moscú y 104 en Los Ángeles (estudio INRIX 2016); que 3 millones de muertes son causadas por accidentes automovilísticos cada año en todo el mundo (OMS) y que se calcula que con el actual sistema 2,3 millones de personas morirán en 2030 como resultado accidentes de tráfico y que la contaminación del aire, en parte como resultado del tráfico de automóviles, causa a nivel mundial 2,6 millones de muertes cada año.

 

El sistema de movilidad autónoma en cambio tiene márgenes menores al 0,5% de posibilidades de tener un accidente. Nadie interviene cuando un peatón o un conductor desprevenido se cruza delante del minibus. Los sensores y cámaras incorporadas reconocen la situación y activan de inmediato los frenos de emergencia, con un margen de error de 2 cms.

 

Según los operadores, estos proyectos no van a sustituir, por ahora, al transporte público existente, sino que está pensado como posible servicio adicional. Pero el ambicioso programa de movilidad sostenible se enmarca dentro del proyecto europeo CityMobil2, cuyo objetivo es avanzar en la integración de los vehículos automatizados en el espacio urbano y en un entorno real de prestación de servicio de transporte público lo que, según sus impulsores, será parte de un futuro cercano.

 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar