20 de Septiembre de 2017| Última actualización 07:34 GMT

Hacia la cuarta revolución industrial

El especialista en seguridad cibernética, Carlos Moreira, fundador y director de la empresa WISeKey, explica los riesgos actuales con una indudable visión de futuro. Las compañías de seguridad, dice, resguardan la privacidad y protegen tanto a personas co

Denise Touron | 24 Mayo del 2016
Ciberseguridad

Autor imagen: Internet - Archivo

Carlos Moreira, CEO de WISeKey –empresa líder en seguridad en internet– ha tenido una fuerte presencia en el Foro Económico de Davos y ha sido pionero en el desarrollo del voto electrónico en Ginebra. Entre sus muchos y ambiciosos proyectos se encuentra el smartwatch que no puede ser pirateado gracias a un microchip, que desarrolló con la firma relojera Bulgari.

 

En el World Trace Center (WTC) de Ginebra, Moreira habló a Marco Trade News sobre los grandes riesgos que enfrentamos con las nuevas tecnologías.

 

“Estamos en una era en la que la infraestructura de Internet proporciona ventajas maravillosas. Sin embargo, pocos son los que realmente invierten en la seguridad de Internet –dice Moreira–. Aquellos que realmente invierten son los hackers, que penetran en PCs desprotegidos. Son ellos quienes tienen los medios para romper los esquemas de seguridad. Estos ataques pueden bloquearse mediante el uso de llaves asimétricas que funciona como en los bancos donde ofrecen físicamente dos llaves. Se abre y se saca el contenido. Poca gente puede jaquear con la identificación dual”, explica.

 

Actualmente, la persona, el individuo, se convierte en el centro de gravedad de Internet. La Información de Identificación Personal (IIP) es la identidad digital, como el certificado de nacimiento. Es el quién es. Lo ideal es que cada empresa tenga su IIP. La seguridad hay que garantizarles al individuo, a la persona, al equipo dentro de la empresa. Y esta idea pertenece al lado oscuro de Internet que muchos empresarios no desean ver.

 

Marco Trade Revista: ¿Cómo está relacionada la seguridad cibernética al análisis de Big Data –sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos– aplicado al negocio?

 

Carlos Moreira: Hay varias dimensiones. En primer lugar, a nivel del usuario. Hoy en día, todos los computadores, la "tecnología vestible" –wereable technology,  prendas de vestir y complementos que incorporan elementos tecnológico– están conectados. Hay millares de objetos que están conectados a Internet que están enviando Big Data. Actualmente, nosotros mismos somos los portadores de aquellos sistemas de escucha del pasado que proporcionan información. Tenemos sistemas de trazabilidad, pues la tecnología vestible está enviando Big Data. El segundo nivel corresponde a esos datos que son recogidos por empresas que consiguen analizar el comportamiento de una persona y hacer una proyección sobre tendencias y decisiones. Ese análisis corresponde al mercado para hacer una anticipación a esas necesidades y enfocar su producto hacia ese público.

 

Esas informaciones proporcionadas por Big Data captan todo, entran en el ecosistema individual, la privacidad. La seguridad cibernética asegura que esos datos no traspasen la esfera privada. La nube, Google o Facebook son plataformas de información de comportamiento analítico para el consumo. Las empresas como WISeKey somos radicales en ese sentido. Tenemos aplicaciones que criptan esa información y se envían a las nubes, donde la información está filtrada, libre de ser criptada o analizada. Lo que permitiría también poner de manera seleccionada la información según la disposición del cliente.

 

MTR: En Europa o países en desarrollo, las empresas start up han alcanzado un gran éxito con el uso de las nuevas tecnologías, ha sido el caso de los taxis Uber o de Instagram. ¿Cuáles serían sus recomendaciones para la aplicación de la seguridad en internet?

 

CM: Esas empresas han surgido como producto de una economía participativa. La empresa de taxis Uber no tiene infraestructura, ni coches, nada. Tiene una aplicación y con esa aplicación crean un ecosistema en el que está todo sincronizado y las personas reciben un servicio inmediato. En ese caso, el usuario está continuamente trazado y se sabe dónde ha estado, quién ha viajado con la persona, cuándo, la frecuencia, etc. Por ello, el start up recibe una compensación a la empresa al vender esta información. Aunque actualmente hay una tendencia a la baja de venta de los datos por parte de las empresas.

 

Por mi experiencia en la Organización de las Naciones Unidas, soy un gran creyente en el derecho de la persona a la privacidad. En el caso de taxis Uber, WISeKey registraría la información criptada del individuo, pues es el derecho de una persona a poseer una identidad digital que no pertenezca a la plataforma pero sí a la persona misma. Si WISeKey emite una identidad digital, nadie la puede poseer y se ejerce el control sobre ella.

 

MTR: ¿Qué nos ofrece la "Cuarta Revolución Industrial"?

 

CM: En el Foro Económico de Davos hablamos sobre la Cuarta Revolución Industrial, el tema principal es que pasamos de una economía que trabaja con personas a una economía de máquinas trabajando con personas. Va a tener un factor de disrupción, el hecho de que la mano de obra es más costosa que la máquina. Es un cambio de paradigma. Las personas no tendrán trabajo repetitivo, tendrán más tiempo para el ocio. Estas circunstancias condicionarán la búsqueda de trabajo. Las generaciones del futuro venderán su trabajo por actividades o especializaciones a través de Internet. Los sistemas de aprendizaje serán más accesibles y la persona más especializada. Un verdadero factor de gran potencial para los países en vías de desarrollo.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar