22 de Junio de 2018| Última actualización 09:41 GMT

La “guerra comercial” se agrava: UE ya tiene su respuesta a las amenazas de EE.UU.

Marco Trade News - Fuente: Bloomberg - EFE | 08 Marzo del 2018
Ue-eu

Autor imagen: GETTY IMAGES

La Unión Europea impondría aranceles a las importaciones de productos estadounidenses por unos 2.800 millones de euros (u$s 3.500 millones), en productos que van de camisetas a whisky, bicicletas y escaleras, si el presidente Donald Trump avanza con su plan de imponer una tarifa del 25% al acero.

 

La UE tiene la intención de aplicar un castigo arancelario a un abanico de productos de consumo, agrícolas y de acero importados desde EEUU, para defenderse de las medidas proteccionistas de Trump en materia de acero y aluminio; medidas que provocaran el rechazo generalizado, incluso dentro de EEUU.

 

Según una lista en borrador de la Comisión Europea, que fue obtenida por Bloomberg News, la Comisión, órgano ejecutivo de la UE, discutió las medidas con representantes de los gobiernos del bloque en una reunión el lunes por la tarde en Bruselas.

 

La lista de la UE apunta a importaciones estadounidenses de camisetas, vaqueros, cosméticos, y otros productos de consumo; así como motocicletas y barcos de entretenimiento por un total de unos 1.000 millones de euros; también al zumo de naranja, whisky bourbon, maíz y otros productos agrícolas por 951 millones de euros; y acero y otros productos industriales por unos 854 millones de euros.

 

La promesa de Trump de reducir las importaciones estadounidenses de acero extranjero ha generado rechazo en el interior de su Partido Republicano y está basada en un falso argumento de seguridad nacional que la UE rechaza. La amenaza de la Casa Blanca arriesga generar una ola de medidas en todo el mundo y una avalancha de quejas ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), que nunca se ha pronunciado sobre una controversia que implique restricciones comerciales justificadas por razones de seguridad nacional.

 

Como el resto del mundo, Europa ha expresado una creciente preocupación por la postura proteccionista de Trump respecto al comercio internacional. La lista de productos estadounidenses, a los cuales la UE contempla imponer su propio arancel de 25 % envía a Washington un mensaje sobre el potencial impacto económico doméstico de seguir la amenaza del presidente.

 

A inicios de esta semana, Paul Ryan, líder republicano de la Cámara de Representantes, dijo que estaba “extremadamente preocupado por las consecuencias de una guerra comercial” e instó a Trump a abandonar su plan de aranceles al acero. Ryan, representa al Estado de Wisconsin, donde tiene su sede el fabricante de motocicletas Harley-Davidson Inc., que sería uno de los afectados por la respuesta europea.

 

El jefe de los republicanos en la Cámara de Representantes dijo que los planes arancelarios del presidente Donald Trump, para las importaciones de acero y aluminio son demasiado amplios y exponen al país a posibles represalias, por lo que alentó a la Casa Blanca a ser más precisos: “Está claro que hay abusos…

 

Claramente hay exceso de capacidad, dumping y traslado de acero y aluminio por parte de algunos países, particularmente China. Pero creo que el camino más inteligente es ser más quirúrgico y más específico. Antes, Ryan había instado a Trump a que considerara las “consecuencias involuntarias” de la imposición de aranceles al acero y aluminio, en referencia a posibles represalias comerciales de otros países.

 

Según su portavoz, Doug Andres, “el presidente de la Cámara espera que el presidente Trump considere las consecuencias involuntarias de su idea y analice otros enfoques antes de avanzar”.

 

La opinión de Ryan ha sido secundada por otros republicanos en el Congreso, como el senador Pat Toomey, representante de Pensilvania, uno de los estados donde el sector siderúrgico cuenta con importantes plantas de producción, que advirtió sobre los riesgos de esta medida y el eventual desencadenamiento de guerras comerciales: “Nuevas, grandes tarifas en todo tipo de acero importado es un gran error que aumentará los costos para los consumidores estadounidenses, perderemos empleos, e invitará a represalias por parte de otros países”.

 

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y su equipo tienen previsto discutir la propuesta de retaliación en una reunión esta semana y analizar además la presentación de una demanda ante la OMC contra EEUU e introducir medidas de “salvaguardia” para prevenir que los envíos de acero de otras partes del mundo sean desviados al mercado europeo y lo inunden.

 

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró ayer al presidente del gigante siderúrgico ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, que seguirá “apoyando y defendiendo a la industria europea del acero y sus empleados” ante los aranceles al acero y al aluminio anunciados por Estados Unidos.

 

Durante una reunión con el presidente del gigante siderúrgico ArcelorMittal, el indio Lakshmi Mittal  y el consejero delegado de ArcelorMittal en Europa, Aditya Mittal, Juncker explicó que la CE ya ha tomado “acciones decisivas y seguirá haciéndolo para apoyar y defender” al sector y sus trabajadores, frente al anuncio de la administración estadounidense.

 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar