16 de Octubre de 2019| Última actualización 00:53 GMT
El principal objetivo que afecta a la OMC es el ODM 8: fomentar una alianza mundial para el desarrollo

La Organización Mundial de Comercio (OMC) en torno a sus 20 años, el Paquete de Bali y los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Denise Touron | 19 Enero del 2015
Open-uri20140418-10936-1niarf5?1421609002

Autor imagen: MarcoTrade

Hace 20 años, la Organización Mundial de Comercio iniciaba una nueva era en el comercio multilateral. Nueve Conferencias Ministeriales marcadas por diferencias, desacuerdos, acuerdos y consensos entre los países han formado la historia de esta institución encargada de establecer las bases legales y derechos de un comercio internacional, “más justo”.

 

Desde Singapur en 1996, Ginebra 1998, Seattle 1999, Doha 2001, Cancún 2003, Hong Kong 2005, Ginebra 2009, Ginebra 2011, Bali 2013 y este año en Nairobi, todas estas reuniones son protagonistas de las necesidades de los países en lograr acuerdos multilaterales que hagan viable el intercambio comercial entre los países, tanto del Norte como del Sur.

 

“A lo largo de estos años, la OMC ha contribuido a impulsar el crecimiento del comercio y resolver numerosas diferencias comerciales y ha ayudado a los países en desarrollo a integrarse en el sistema de comercio. Ha actuado de baluarte frente al proteccionismo y la importancia de esta función se hizo patente en la respuesta de la política comercial a la crisis de 2008, que fue muy tranquila y contenida, contrariamente a la ola de pánico proteccionista que provocaron las crisis anteriores. De hecho, en un momento en el que la economía mundial está más interconectada que nunca, es difícil imaginar un mundo sin la OMC”, señaló el Director General, Roberto Azevedo, a inicios de enero.

 

Explicó que la OMC ha evolucionado desde 1995. Se han acogido a 33 nuevos Miembros, que van desde algunas de las economías más importantes del mundo hasta algunas de las menos adelantadas. Hoy 160 Miembros representan aproximadamente el 98% del comercio mundial. Además, en la Novena Conferencia Ministerial, celebrada en Bali en 2013, se dio un primer paso significativo en la actualización de las normas comerciales multilaterales. En diciembre de 2014 los Miembros de la OMC se reunieron para reafirmar su compromiso de aplicar todos los aspectos del paquete de Bali.

 

Ese programa añade la realización de negociaciones y otros trabajos en lo que respecta a los aranceles sobre productos no agrícolas, la cuestión del comercio y el medio ambiente, normas de la OMC como las relativas a las medidas antidumping y las subvenciones, las inversiones, la política de competencia, la facilitación del comercio, la transparencia de la contratación pública, la propiedad intelectual y una serie de cuestiones planteadas por los países en desarrollo en cuanto dificultades con las que tropiezan en la aplicación de los actuales acuerdos de la OMC.


 

Para América Latina, la agenda Post Bali deberá seguir siendo ejecutada. México, Perú y Colombia y Chile negociaron tratados bilaterales de libre comercio y regionales asegurando de esta manera su inserción en el sistema. Según la Cepal, el tejido empresarial de América latina está basado en un 90% en empresas Pymes y hay un gran potencial especialmente agrícola y pesquero.

 

Costa Rica, Perú, Argentina, Chile, Colombia y Ecuador han suscrito acuerdos con Australia, Estados Unidos, Islandia, Noruega, Pakistán, Filipinas y Nueva Zelanda con el fin de reformar los subsidios que ditorsionan el mercado el mercado e inducen a la sobreexplotación de los recursos marinos.

 

La Hoja de Ruta de Bali y los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Del 30 de junio al 2 de julio, los jefes de varias organizaciones internacionales se reunirán en Ginebra para participar en el Quinto Examen Global de la Ayuda para el Comercio del paquete de Bali; aspecto muy importante para los países menos desarrollados, y que se aprovechará para concluir una hoja de ruta detallada a fin de abordar las cuestiones restantes del Programa de Doha para el Desarrollo. Se busca dar a los países en desarrollo más opciones para garantizar la seguridad alimentaria, impulsar el comercio de los países menos adelantados y contribuir al desarrollo de manera más general.

 

“Este último está vinculado a los Objetivos de Desarrollo del Milenio que serán redefinidos por las Naciones Unidas a finales de este año. El principal objetivo que afecta a la OMC es el ODM 8: fomentar una alianza mundial para el desarrollo. No obstante, las actividades de la OMC abarcan también otros objetivos, como el ODM 1, es decir, erradicar la pobreza extrema y el hambre. En realidad, los ODM no se pueden abordar por

separado: todos ellos están conectados entre sí y el libre comercio es un importante motor de desarrollo.” (www.wto.org)

 

En fin, la OMC iniciará su Décima Conferencia en Kenya, Nairobi del 15 al 18 de diciembre en el que cerrará un ciclo intenso en las negociaciones multilaterales.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar