14 de Octubre de 2019| Última actualización 00:57 GMT

Líderes de negocios instan decisiones sobre programa Posterior a Bali

Denise Touron | 26 Marzo del 2015
Inter14

Autor imagen: Internet - Archivo

Desde principios de año, la Organización Mundial de Comercio anuncia que los Estados Miembros de la OMC continúan divididos sobre el papel de las “normas” en el programa de trabajo posterior a Bali que debería culminar en julio del 2015. Mientras que líderes de negocios de América Latina urgen modalidades que agilicen el comercio transfronterizo.

 

Las complejidades de un paquete normativo como el que se discutió en Bali en materia de facilitación del comercio presenta retos distintos para los países de América Latina y el Caribe, en particular si tomamos en consideración varios factores como las capacidades institucionales existentes, así como el avance que sobre la materia se ha producido en los ámbitos bilaterales o regionales.

 

Si analizamos en bloques regionales la situación actual de América Latina, tendremos que en el caso de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México), que representa el 50% del comercio de la región, cuenta con ventajas competitivas en sectores como minería, recursos forestales, energía, agricultura, automotriz, pesca y manufactura.

 

Este bloque busca agilizar procesos en torno a un programa de facilitación de comercio que incluya la certificación de origen digital, la interoperabilidad de ventanillas únicas de comercio exterior, la compatibilización de los sistemas de información económica y comercial existentes en la región, y la promoción del comercio intrarregional entre otros.

 

Aquellos países que han desarrollado una estrategia de apertura hacia el Norte vía los tratados de libre comercio bilateral entre Estados Unidos, Centroamérica, y República Dominicana, constituyen otro bloque que tiene como retos el desarrollo de políticas industriales, innovación y pueden que continúen dependiendo de un patrón Norte y Sur, plantea la Licenciada Barreto Menini en su artículo "El Paquete de Bali", ¿un éxito para América Latina?

 

Igualmentre afirma, que de los grupos regionales restantes Mercosur (Mercado Común del Sur) y ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), cuyos países han desarrollado una ideología de autodeterminación de América Latina poseen limitadas condiciones de integración productiva en la economía global y negociadora.

 

La OMC en Ginebra

 

Las negociaciones siguen centrándose en tres esferas fundamentales : agricultura, acceso a los mercados para los productos no agrícolas y servicios.

 

Los expertos apuntan el debate en el análisis de la situación actual, la posición de países miembros y la búsqueda de proposiciones innovadoras para avanzar en la definición del programa y concluir la Ronda de Doha cuyo origen remonta al 2001. Sin embargo, el objetivo es visualizar el comercio mundial hacia el 2025. El proceso es lento y el Director de la OMC, Roberto Azevêdo pide un programa detallado en todas las negociaciones para culminar las negociaciones que tienen como objetivo principal el desarrollo.

 

Ante este escenario de consultas entre diplomáticos, negociaciones nacionales o entre países a niveles regionales y subregionales, la Cámara de Comercio Internacional (CCI) en Florida, convocó recientemente a representantes del sector privado, líderes empresariales, cámaras de comercio, correos privados y representantes de organizaciones internacionales, tales como, la Organización Mundial de Comercio y la Organización Mundial de Aduanas para impulsar la ratificación de los países del Acuerdo de facilitación del comercio en diciembre del 2013 y el cual tendrá influencia inmediata sobre el resto de los acuerdos. En esa ocasión el acuerdo fue firmado por 159 estados miembros, pero solo 3 países han ratificado: Hong Kong, Singapur y Estados Unidos. Aún se requiere la ratificación de dos tercios de los Estados miembros de la OMC.

 

En el simposio del CCI “Aduanas y Facilitación de comercio: Soluciones para el intercambio fronterizo” se citaron 6 razones que justifican la ratificación del AFC: 1.- Tiene el potencial de impulsar la economía mundial aportando al PB Mundial cerca de un trillón de dólares; 2.- El acuerdo generará 21 millones de empleos, 18 millones serían creados en países en desarrollo; 3.- Las reformas para la facilitación del comercio permitirá a miles de empresas participar en el comercio internacional; 4.- Su puesta en marcha permitirá reducir los costos de transacción cadenas de valor mundial, permitiendo así la reducción de precios en productos básicos; 5.- El acuerdo no permitirá que productos perecederos queden estancados en las fronteras; 6.- Un programa adecuado contribuirá a combatir la corrupción.

 

Comercio y aduanas

 

John Danilovich, Secretario General de la Cámara enfatizó entre otros temas, que es de estratégica importancia el impulso del comercio electrónico para las Micro, Pequeñas y Medianas empresas. Para impulsar su integración en el comercio mundial se sugiere la exoneración de impuestos para mercancías con valores menores a USD 1000.

 

Esta proposición práctica es una de las tantas que sugiere el sector privado para definir el programa para la facilitación de comercio y que a su vez contribuirá a la creación de servicios comerciales y de transporte fiables y rápidos donde se espera la cooperación con las aduanas para un mejor control y flujo del comercio transfronterizo. Si bien los Estados todavía no ratifican el acuerdo relativamente nuevo, la facilitación de comercio es un tema que se propone desde hace más de 50 años como una estrategia de desarrollo.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar