24 de Agosto de 2019| Última actualización 22:30 GMT

Lima recibió a miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica

Con miras a la 16 Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) se reunier

editor | 14 Febrero del 2013

Lima fue sede de la Reunión Regional Preparatoria para la 16 Conferencia de las Partes de la Convención CITES, que congregó a los países miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica OTCA, integrada por Brasil, Bolivia, Venezuela, Colombia, Ecuador, Suriam, Guyana y Perú.

Los representantes de la OTCA adelantaron diversos temas vinculados con la gestión de la flora y fauna silvestre, como una manera preparatoria para la 16 Reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención CITES-COP, que se llevará a cabo del 3 al 14 de marzo próximo en Bangkok (Tailandia) con la presencia de delegados de 176 países.

En esta instancia se discutieron sobre temas vinculados a las CITES y los medios de subsistencia, examinaron políticas comerciales de fauna y flora silvestre, revisaron legislaciones nacionales, plataformas científico-normativas sobre diversidad biológica y servicios de ecosistemas, entre otros.

La CITES es un acuerdo internacional concertado en marzo de 1973 por diversos gobiernos, que tiene el propósito de cuidar el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres, sin que ello constituya una amenaza para su supervivencia.

Son tareas de la CITES regular la exportación, reexportación, importación o introducción de cualquier espécimen vivo de animal o planta, parte o derivado procedente de especies detalladas en alguno de sus apéndices. Garantizar la sustentabilidad del comercio no sólo es esencial para preservar los recursos, sino también para evitar que ciertas especies desaparezcan.

Si bien existen mecanismos por los cuales se puede realizar el comercio legal de flora y fauna, actualmente, alrededor del mundo esta actividad ilícita representa al menos U$S 8000 millones; constituyéndose en el tercer comercio ilegal tras el tráfico de drogas y de armas, según estimaciones de WWF/Adena.

Por regla general, cada Parte o Estado miembro establece de manera autónoma los cupos de exportación, aunque también pueden ser establecidos por la Conferencia de las Partes y, por lo general, abarcan un año.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar