22 de Octubre de 2018| Última actualización 02:20 GMT

Londres rechaza mantener a Irlanda del Norte en el mercado único tras 'Brexit'

Marco Trade News | 02 Abril del 2018
Brexit_-_

Autor imagen: .

Tras haber firmado en el borrador del acuerdo de transición, hace una semana atrás, la opción de un “espacio reglamentario común”, entre  la UE e Irlanda del Norte, May dice ahora que 'ningún primer ministro británico accedería nunca a ello' y que esa opción 'amenaza la integridad constitucional de Reino Unido'.

 

Bajo la presión de lograr más tiempo para su supervivencia política, la primera ministra del Reino Unido había  aceptado en el acuerdo de salida, la opción de un “espacio reglamentario común”, entre la UE e Irlanda del Norte, mientras no se encuentre una alternativa más satisfactoria, para evitar una frontera “dura” entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte

 

La fuerte disconformidad con ese acuerdo por parte del DUP, un pequeño partido unionista de la derecha norirlandesa, del que depende la mayoría parlamentaria de May, ha provocado que ahora rechace la propuesta de Bruselas de mantener a Irlanda del Norte en el mercado único, para evitar una frontera estricta con la República de Irlanda tras su salida de la Unión Europea (UE).

 

La primera ministra británica manifestó ante el Parlamento que no aceptará el borrador del acuerdo del 'Brexit', que plantea la posible permanencia de Irlanda del Norte en la unión aduanera: “Se crearía una frontera aduanera y regulatoria en el mar de Irlanda, que constituye una amenaza la integridad constitucional del Reino Unido (…) Ningún primer ministro británico accedería nunca a ello”,  aseguró.

 

De manera sorprendente, un portavoz de Downing Street señaló que las negociaciones “avanzan bien” cuando los temas candentes del acuerdo no están cerrados y su propia jefa asegura que con Irlanda no hay acuerdo posible.

 

Barnier, el negociador europeo,  que la reacción de May es inconsistente porque la opción planteada estaba ya prevista en el acuerdo sellado en diciembre entre la UE y Reino Unido en ausencia de otras alternativas y que el “dique de contención” contemplado para el caso de Irlanda “no cuestiona el orden constitucional de Reino Unido”.

 

La única manera de que la frontera siga abierta es que Irlanda del Norte siga en la unión aduanera con la Unión Europea. Y Londres no está dispuesto a aceptarlo. Está claro que éste será uno de los temas más difíciles de resolver y que los defensores del “engaño del Brexit” no lo pusieron en la agenda del referéndum.

 

Hace 20 años, al firmarse los acuerdos de paz, la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda desapareció. Los irlandeses, nacionalistas o no, quieren que eso siga así. La única manera de que la frontera siga abierta es que Irlanda del Norte siga en la unión aduanera con la UE; de lo contrario habría que poner aduanas con el resto del Reino Unido. En Irlanda del Norte el 'Brexit' fue rechazado por el 55 % que pidió continuar en Europa, justamente por esto.

 

La opción de una “frontera dura” con la UE, supone que las mercancías británicas deberían hacer aduana que pasar por la aduana en Belfast, la capital de Irlanda del Norte y los ciudadanos británicos hacer el control de pasaportes. Es lo que rechaza airadamente y con cierto retraso, Theresa May.

 

Los defensores de un “Brexit” cuestionado ahora como un monumental “engaño” -tal como lo reconocen sus propios autores informáticos- no lo tuvieron en cuenta cuando el objetivo era marcharse rápidamente de la UE. Ahora una frontera dura entre las dos Irlandas, pondrá en riesgo la paz que tanto costó conseguir.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.eitb.eus

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar