25 de Enero de 2020| Última actualización 00:15 GMT

México y EEUU buscan un acuerdo comercial en “horas o días” pero sin Canadá

Marco Trade News | 24 Agosto del 2018
Mexico_eeuu

Autor imagen: Foto cortesía

Los negociadores de ambos países encaran el cierre de un acuerdo bilateral donde Canadá parece haber quedado fuera de la mesa y al que pretenden sumar una vez alcanzada la conformidad de ambos.

Los titulares mexicanos de Exteriores y Economía, Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, parecen haber optado en las reuniones de la semana pasada en Washington, por avanzar en un acuerdo bilateral con EEUU –lo que reclamaba Trump– y poner a Canadá en la situación de aceptar lo arreglado bilateralmente o quedarse fuera del TLCAN.

El propio ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, señaló el pasado miércoles en Washington, que faltan algunos pequeños aspectos que ajustar con los representantes comerciales de EEUU y que es posible que “la solución llegue en las próximas horas o días”.

Antes de partir del gobierno, la actual administración de México parece haber preferido aliviar la presión sobre la economía mexicana y aceptar las condiciones impuestas por Trump. La dependencia mexicana de EEUU queda expresada en que más del 80% de sus exportaciones dependen directamente de EEUU, que es a la vez, el mayor inversor en el país.

Al actual arreglo contribuyó Jesús Seade, un ex funcionario del FMI, designado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para participar de la negociación. Seade ha estrechado relación con el representante de EEUU Robert Lightizer, con quien mantuvo conversaciones por fuera de la delegación de su país.

Fuentes cercanas a la negociación consideran que la posibilidad de que se llegue a un acuerdo en los próximos días tiene consistencia y podría ser inminente.

La pregunta que flota en el aire es cuál es la posición de Canadá en este “arreglo” y si México acordó con Freeland, la ministra de Exteriores de Canadá esta estrategia o si constituye una “ruptura virtual” de la trilateralidad del TLCAN. Lo cierto es que para los canadienses el cierre bilateral entre México y EEUU puede constituir una dura prueba, ya que funcionaría como “extrema presión” sobre sus legítimos intereses.

Canadá y México se habían caracterizado por conformar un sólido equipo para frenar el empuje proteccionista de Donald Trump. Es sospechoso que, tras los desacuerdos e insultos de Trump a Trudeau en la reunión del G-7, los canadienses pasaran de ser los socios “confiables” de EEUU a un país “con demasiados aranceles” y “muy difícil”, como lo definió últimamente el presidente de EEUU.

Salvo cambios de última hora, con un acuerdo de México con EEUU, Canadá pasaría a ser la gran desplazada en las negociaciones y puesta en una situación extremadamente difícil por quienes fueron sus socios en todo el proceso negociador frente a Washington.

Un cierre bilateral de las conversaciones pondría al gobierno de Justin Trudeau en situación de aceptar las condiciones pactadas por EE UU y México o quedarse fuera del Tratado. Los líderes mexicanos han insistido en que el acuerdo será trilateral, pero le han facilitado enormemente las cosas a Trump par debilitar la posición canadiense, urgidos por sus propias debilidades.

Luz María de la Mora, una ex funcionaria de alto rango de Negociaciones Comerciales Internacionales del Gobierno mexicano y representante del Ministerio de Economía de su país ante la Unión Europea es terminante en su apreciación: “Hay muchos asuntos que no pueden cerrarse sin Canadá: es un acuerdo trilateral, pero la realidad es que llevan ya cinco semanas de forma bilateral. Y eso no es correcto por parte de Washington ni de México, que debería presionar para que la tercera parte se incorporase ya a la mesa”.

Para Trump, a dos meses de las elecciones legislativas de medio término, un “cierre político” del TLCAN le daría el pretexto perfecto para mostrar su primer gran acuerdo internacional y mostrarse victorioso frente al país que “llena de delincuentes y de drogas a EEUU sin hacer nada” y para el cual su solución es “un gran muro” a lo largo de la frontera.

Fuente: Agencias – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar