18 de Octubre de 2018| Última actualización 16:51 GMT

Minera india Aratirí inició demanda contra Uruguay por u$s 3.536 millones

Marco Trade News | 10 Agosto del 2018
Minera

Autor imagen: Foto cortesía

La filial uruguaya de la corporación india Zamin Ferrous, considera que la ley de minería supuso un cambio en las reglas de juego. Una delegación oficial viaja a reunirse con abogados de la empresa india.

La empresa minera india Aratirí, con sede central en Londres, demandó al Gobierno uruguayo por 3.536 millones de dólares al considerarse perjudicada en un proyecto de inversión que planeaba desarrollar en ese país.

La demanda en realidad fue presentada por los inversores del proyecto que son los ingleses Ritika Mehta, y Prenay y Vinita Agarwal y no directamente por la empresa Aratirí que pertenece a un grupo económico indio Zamín Ferrous.

El presidente Tabaré Vázquez informó esta semana que la demanda se formalizó el 3 de julio y que el juicio tendrá lugar a mediados de diciembre en París. La demanda fue formalizada por la minera india Aratirí ante la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional.

Una delegación del Gobierno uruguayo viaja este fin de semana a EEUU para comenzar a preparar la defensa con el abogado Paul Reichler, miembro del estudio Foley Koag, que ya defendió a Uruguay en la demanda que presentó la tabacalera Philip Morris en 2010 y que se resolvió seis años después a favor de Uruguay.

Al hacer el anucio, el presidente Vazquez dijo: “Estamos convencidos que así como antes ganamos litigios internacionales, volveremos a triunfar porque el país hace años que viene trabajando y blindándose para enfrentar esta instancia”. El próximo domingo una delegación oficial uruguaya viajará hacia Washington. Allí en la demanda de la tabacalera Phillip Morris

A fines de la década pasada, el grupo indio Zamin Ferrous, fundada por Pramod Agarwal, inició tratativas con el gobierno uruguayo para realizar una inversión minera por más de 3.000 millones de dólares.

El proyecto Aratirí preveía extraer del yacimiento de Valentines (Florida) un promedio de unas 18 millones de toneladas de hierro anuales durante 30 años, más la construcción de cinco minas de extracción de hierro a cielo abierto en un área total de unas 6.000 hectáreas, con depósitos, represas, zonas de maniobra y logística y una planta industrial.

La inversión comprendía como emprendimientos conexos, una planta de trituración, un mineroducto que iba a unir la explotación de Valentines con Rocha; y un puerto atlántico, en el puerto oceánico de La Angostura (Rocha), como salida para sus productos.

En 2011, Aratirí empezó una serie de inversiones en la zona de Valentines, en la frontera de los departamentos de Treinta y Tres, Florida y Lavalleja. Pero al aprobarse la nueva ley de minería, la corporación india comenzó a desacelerar las inversiones hasta que se decidió reorientarlas hacia otros emprendimientos en Brasil, África y Oceanía.

Para algunos medios uruguayos la responsabilidad del fracaso de la inversión se debe al ex presidente José Mujica. En plena euforia de la ola populista en Sudamérica, Mujica empujó  la aprobación de la ley de megaminería que, según los demandantes, cambió las condiciones para el desarrollo del proyecto, fijando nuevos topes al negocio minero, de forma retroactiva.

Por otra parte, el ex presidente planteó un cambio en la ubicación del puerto, en el que la empresa iba a invertir y que iba a ser utilizado para la exportación de hierro extraído. El puerto original iba a instalarse en La Angostura (Rocha), en un predio del Ministerio de Defensa, pero el gobierno de Mujica presionó con no otorgar el visto bueno ambiental, para  el proyecto a La Paloma, para poder instalar un puerto de aguas profundas.

Muchos expertos señalan que junto con la demanda de la minera india, la reconstrucción del ferrocarril es otro de los “fracasos” sonoros del gobierno de Mujica: tres años después de su anuncio, en enero de 2016, la carga transportada por el ferrocarril llegó a un mínimo histórico: 36.676 toneladas contra 50.345 del mismo mes del 2017 y apenas algo más de la mitad de lo que se transportaba en 1972.

Por otra parte, los antecedentes de la empresa india no son demasiado claros. No tiene antecedentes en la explotación de hierro, ha tenido problemas en Brasil de donde también se ha retirado y se presenta como una empresa india, pero no tiene actividades relevantes en ese país.

Los versados en el sector financiero conocen a estas empresas como “muerde y huye”, para explicar compañías expertas en obtener oportunidades y prometer inversiones para luego salir a buscar por un lado, las inversiones genuinas y por otro, tercerizar la operatoria, reservándose el control.

Fuente: Agencias – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar