14 de Diciembre de 2018| Última actualización 02:20 GMT

Morales: “No hay una obligación de negociar, pero hay una invocación a seguir con el diálogo”

Marco Trade News | 02 Octubre del 2018
Banner1

El fallo de La Haya a favor de la posición chilena puso la demanda del gobierno boliviano en el plano del diálogo amistoso y despejó la obligación de negociar una salida al mar para el país andino.

 

La decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) emitió este lunes un fallo histórico a favor de Chile en la demanda marítima interpuesta por Bolivia, en el cual rechazó por doce votos contra tres, los argumentos presentados por el país andino para obligar al gobierno chileno a negociar una salida soberana al mar.

 

“La Corte concluye que los documentos presentados por Bolivia no presentan obligación de Chile a negociar una salida al mar para Bolivia”, asegura el fallo que destaca que “la Corte observa que Chile y Bolivia tienen una dilatada historia de diálogo”.

 

Con lo cual, la CIJ precisó que el fallo no impide en ninguna circunstancia continuar las negociaciones y avanzar un diálogo que acerque las posiciones entre ambos países. No obstante, afirmó que “una obligación a negociar no implica una negociación de llegar a un acuerdo”.

 

El caso frente al tribunal internacional se inició en abril de 2013, cuando el presidente Evo Morales demandó al gobierno chileno. La demanda boliviana se basó en la obligación de Chile de negociar hasta alcanzar un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso soberano al Océano Pacífico.

 

Bolivia con el fin de fundamentar la existencia de la obligación de negociar y el incumplimiento de esa medida, citó acuerdo, prácticas diplomáticas y una serie de declaraciones atribuibles a altos representantes de Chile.

 

Actualmente, Chile le permite a Bolivia acceso libre de aranceles al puerto de Arica. Sin embargo, el país andino aspira a tener un corredor que incluya una línea de tren y un puerto bajo su propio control.

 

A pesar del fallo que desestimó el reclamo boliviano, Evo Morales aseguró que “no hay obligación, pero hay necesidad” de negociar e invocó el artículo 176 del fallo de la CIJ, que insta a las partes a “continuar el diálogo”.

 

Por su parte, el presidente chileno, Sebastián Piñera, no descartó una mayor discusión, según afirmó Reuters, pero manifestó que el reclamo de Morales frente a la CIJ había significado la pérdida de “cinco años en relaciones sanas y necesarias”.

 

Tras cinco años de expectativas, el mandatario boliviano dejó en claro que Bolivia nunca va a renunciar una salida soberana al mar. No obstante, la decisión representa un golpe para Morales que apostó con la demanda un refuerzo de su popularidad con miras a una posible nueva postulación en 2019.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Reuters, Cancillería Bolivia, América Economía

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar