25 de Abril de 2018| Última actualización 16:34 GMT

Pluspetrol extrae petróleo de zonas selváticas con técnicas off shore

Marco Trade News | 10 Abril del 2018
Selva

Autor imagen: .

La multinacional argentina utiliza técnicas de extracción marítima para extraer crudo y gas de las áreas más selváticas de Perú, Bolivia y Angola

 

Pluspetrol es una importante multinacional argentina con actividades de petróleo y gas no sólo en su país sino también en Angola, Brasil, Ecuador, Túnez, Venezuela, Bolivia y Perú. Es en este último país donde la empresa tiene un papel más notorio, ya que opera el campo de Camisea, el principal yacimiento gasífero del país y uno de los más importantes de América Latina, en plena selva amazónica y el transporte y la distribución del gas a Lima.

 

Camisea representa alrededor del 85% de la producción de gas de Perú (período sept. 2016-sept. 2017). Los yacimientos peruanos de San Martín, Cashiriari y Pagoreni, en conjunto conocidos como Lote 88 y 56 o Camisea, albergan una de las más importantes reservas de gas natural no asociado en Sudamérica con una capacidad probada de 8,7 trillones de pies cúbicos (TPC).

 

Según la consultora Netherland, Sewell & Associates Inc. (NSAI), empresa que contrató el Ministerio de Energía y Minas (MEM) para determinar las reservas del hidrocarburo en el país, las reservas probadas y probables de gas natural en los lotes 56 y 88 del proyecto Camisea ascienden a 15.92 trillones de pies cúbicos (TCF).

 

La empresa argentina tiene el 25% de los lotes 88 y 56 que iniciaron operaciones en 2004 y 2008, dentro un consorcio que integran Tecpetrol, Repsol, Hunt Oil, SK Energy, y Sonatrach. La participación de Pluspetrol en la explotación le representó en el último ejercicio cerrado en septiembre de 2017, ingresos por 499 millones de dólares y un resultado de explotación de 244 millones según informó la Apoyo & Asociados, asociada a FitchRatings, una calificadora de riesgo de Lima.

 

Pluspetrol también opera en la cuenca del Marañón, en la Amazonía peruana, Lote 1AB en Andoas y Lote 8, donde se encuentra ubicada la mayor producción de petróleo del Perú, que representa un formidable desafío logístico por su ubicación remota y semi aislada, a la que solo se llega por avión al  Aeropuerto Alfredo Bauer, un pequeño aeropuerto regional o en barcaza navegando los ríos amazónicos.

 

La explotación de Camisea, el mayor proyecto energético de Perú de las últimas décadas, del que depende más del 40% de la energía eléctrica del país, constituyó un desafío de ingeniería para Pluspetrol, ya que su operatoria implicó la construcción de un gasoducto de 730 kilómetros que nace en plena selva peruana, cruza la Cordillera de los Andes para llegar hasta la costa del Pacífico, llevando gas natural a Lima por primera vez.

 

Semejante desafío logístico, la petrolera argentina lo sorteó aplicando técnicas de la producción off-shore en plena Amazonía peruana, con el traslado de equipamientos por vía aérea y fluvial, ante la imposibilidad de construir rutas.

 

Pluspetrol es actualmente es el mayor productor de petróleo y gas del país. Su presencia estratégica en Perú ha estimulado el cambio en la matriz energética del país, promoviendo su desarrollo y crecimiento tanto para uso doméstico como industrial y para el transporte. A través de la promoción de una inversión sostenida, la economía peruana ha cobrado un gran impulso y atraviesa un proceso de desarrollo que lo distingue a nivel regional.

 

La compañía también tiene operaciones y proyectos exploratorios en las regiones de Junín y Pasco y en el Departamento de Loreto. En esta región, también remota y selvática, Pluspetrol genera la mayor tasa de producción de petróleo pesado en Perú. La multinacional argentina se especializa en la rehabilitación de campos maduros, logística compleja y tratamiento aguas arriba, aplicando su conocimiento y procesos para la extracción de petróleo pesado.

 

Las actividades constituyen un desafío permanente debido a la ubicación remota de los campos, a los que solo se puede llegar por vía aérea o fluvial. El proyecto de Junín y Pasco está ubicado en el medio de la jungla y constituye un desafío para Pluspetrol. Ubicado en la selva central peruana, el Bloque 108 es operado con el objetivo de encontrar nuevas fuentes de crudo liviano que contribuyan a la economía peruana en el futuro.

 

Los directivos de Pluspetrol aseguran que tienen un fuerte compromiso con el medio ambiente, la cultura y el patrimonio local y aplican en el Bloque 108 los mismos estándares ambientales y sociales, utilizados en Camisea, que “ya son un referente internacional en la industria”, lo que es acompañado por un monitoreo permanente por parte de las comunidades nativas y las autoridades nacionales. La empresa está desarrollando en esta dirección, un plan piloto para desarrollar empresas en las comunidades locales.

 

“La aplicación del método offshore-inland  –señala la empresa– significa el uso de operaciones helioportables sin hacer carreteras. La complejidad logística, que requiere la replicación de las técnicas de producción marina en el interior, es un punto de referencia dado el complejo entorno social y ambiental en el que se lleva a cabo”.

 

El camino no estuvo exento de conflictos. En 2015, en la localidad de Pichanaki, en un contexto de deterioro de la producción de café por plagas, rutas con presencia narco, conflictos locales con madereras por  tala indiscriminada y pasivos ambientales dejados en la región por PetroPerú, un Frente de Defensa Ambiental opuesto a cualquier inversión privada, se opuso a los estudios exploratorios de Pluspetrol, lo que concluyó con enfrentamientos con la policía, un muerto y varios heridos.

 

La empresa reaccionó, rápida de reflejos, y negoció acuerdos con 34 comunidades nativas, 9 organizaciones indígenas y 141 poblados de colonos para poder continuar con la exploración del Lote 108, que es una enorme apuesta: Según explicó Federico Seminario, gerente de exploración de Pluspetrol durante un seminario en la “Semana de la Geología peruana”: “Estamos muy cerca de un gran descubrimiento de petróleo” y estimó que podía tratarse de un yacimiento de entre 900 millones y 2.400 millones de barriles de petróleo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Pluspetrol – El País – Andina

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar