21 de Agosto de 2018| Última actualización 19:27 GMT

Rabobank de Holanda multado en EEUU por vínculos con el narcotráfico mexicano, con 370 millones

Marco Trade News - Fuente: Excelsior, SDPNoticias, El País | 08 Febrero del 2018
Banco

Autor imagen: Internet

El banco holandés se declaró culpable de obstruir durante casi un lustro, las investigaciones sobre lavado de activos del Departamento del Tesoro de EEUU.

Según informó ayer el Departamento de Justicia estadounidense, Rabobank deberá pagar casi u$s 370 millones en Estados Unidos por operar fondos vinculados con narcotraficantes de México y ocultar esa información a los investigadores durante casi un lustro.

 

La multa llega después de que la filial californiana Rabobank, NA que es una unidad del Grupo Rabobank, se declarase culpable de obstruir investigaciones sobre lavado de activos del Tesoro y de su principal regulador, la OCC.

 

Rabobank (Coöperatieve Centrale Raiffeisen-Boerenleenbank B.A.) es una entidad financiera holandesa fundada en 1972 y de carácter multinacional, presente en muchos países del mundo.

 

Rabobank, NA en California, con unas 120 sucursales en EEUU, muy vinculado a las comunidades de California basadas en la agricultura, atiende las necesidades bancarias desde Red Bluff hasta el Valle Imperial, a lo largo del Valle Central y a lo largo de la Costa Central. Curiosamente en su página oficial destaca que la revista Global Finance lo califica como uno de los bancos comerciales más seguros del mundo.

 

La sanción, de u$s 368,7 millones (algo más de 300 millones de euros) es una de las mayores impuestas por EEUU en un caso de lavado de dinero relacionado con el narcotráfico en México, pero está lejos de la multa de u$s 1.900 millones de dólares impuesta al HSBC en 2012 por ayudar a clientes a transferir fondos sospechosos de México, Irán, Siria o Arabia Saudí.

 

El Rabobank ya tenía antecedentes de fraude. En 2013 tuvo que pagar 774 millones de euros por el escándalo del Libor, a los reguladores de su país, y a los británicos y estadounidenses, por haber manipulado los tipos de interés de referencia del mercado interbancario Libor (Reino Unido) y Euribor (Bélgica). En ese momento, Jeroen Dijsselbloem, ministro holandés de Finanzas, reconoció sin rodeos que era “un fraude descarado y la multa es adecuada… Este asunto daña la confianza en el sector financiero. Es, además, una forma de actuar ajena al espíritu de cooperativa del banco”. El fraude se había consumado a base de aportar información económica falsa para modificar el tipo de interés bancario, marcado a diario en Londres y obligó a la dimisión de su presidente, Piet Moerland.

 

La sanción actual al Rabobank llega dos meses después de que un exvicepresidente de la entidad, George Martin, acordara cooperar con los investigadores sobre su presunta responsabilidad en no mantener las salvaguardias adecuadas contra el lavado de dinero. Los fiscales estadounidenses afirman que entre 2009 y 2012, Rabobank permitió en sus cuentas casi u$s 370 millones en efectivo imposibles de rastrear, proveniente de México y otros lugares.

 

John Cronan, del Departamento de Justicia, fue claro: “Cuando Rabobank supo que un número considerable de las transacciones de sus clientes indicaban tráfico internacional de narcóticos, crimen organizado y actividades de lavado de dinero, optó por mirar hacia otro lado y encubrir las deficiencias… Peor aún, Rabobank tomó medidas para obstruir que el regulador examinara esas mismas deficiencias”.

 

La sucursal Calexico de Rabobank, ubicada a dos calles de la frontera, se convirtió en la sucursal de mayor rendimiento en ese condado del sur California debido a los depósitos en efectivo de México, según el Depto. de Justicia. El banco mantuvo una ‘lista verificada’ de clientes cuyas transacciones sospechosas no debían revisarse, incluso si generaban alertas de los sistemas de control interno. La lista pasó de 10 clientes en 2009 a más de 1000 en los siguientes tres años.  La sucursal de Rabobank en Calexico, California, había llamado la atención de los investigadores porque disponía de muchísimo efectivo, al punto de requerir uno o más camiones de valores diarios, pese a ser una pequeña sucursal ubicada en la frontera con México. Las ganancias provenían de negocios ubicados a ambos lados de la frontera, pero sobre todo de Mexicali.

 

Pese a que el banco debió cerrar esa sucursal en enero mientras se lo investigaba, siguió ignorando las señales de operaciones ilícitas en California por parte de los cárteles de droga, que les advertían las autoridades estadounidenses. Éstas tienen evidencia de que algunos de los ejecutivos del banco impidieron los esfuerzos internos para revisar las cuentas de los usuarios y reportar las transacciones sospechosas, lo que se considera obstrucción de la justicia.

 

Las oficinas de Rabobank en Imperial County, que incluían a Calexico, El Centro y Brawley, estuvieron en el top de los depósitos en 2013 y los de Calexico aumentaron 39% hasta llegar a los u$s 153 millones entre 2008 y 2013.

 

La política del banco en ese momento impidió las investigaciones internas sobre transacciones sospechosas, como exige la ley, aunque el banco recibió alertas "regulares" sobre transacciones realizadas por clientes y cuentas de alto riesgo, según los fiscales. Rabobank ya había sido también sancionado en EEUU, en 2006 y 2008 por fallos regulatorios "casi idénticos", según el Departamento de Justicia.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar