19 de Junio de 2018| Última actualización 12:28 GMT

Reino Unido: ¿Cómo divorciarse sin perder la casa?

Marco Trade News - Fuente: The economist – datosmacro.com | 24 Febrero del 2018
Reino-unido-union-europea

Autor imagen: El Horizonte

Mientras los “halcones” del Brexit presionan a su propio gobierno, para concluir rápidamente con el trámite de divorcio con la UE, esta misma semana han aparecido distintas iniciativas de los negociadores británicos que imaginan forjar una serie de acuerdos comerciales que les permitirían –imaginan– suplir lo que hoy significa la UE para el Reino Unido.  

 

Desde propuestas como la formulada por Liam Fox, su ministro de Comercio Internacional, “descubriendo” las posibilidades del intercambio con África y América Latina, hasta “rápido” acuerdos con India y China, rememorando seguramente el esplendor del dominio colonial.

 

Pero en política y sobre todo, en negocios, las ensoñaciones chocan brutalmente contra la pared de la realidad. La prioridad del Reino Unido para reducir los daños severos –que según todos los especialistas– le acarreará el Brexit, sea en su variante soft o hard, no es la búsqueda desesperada de nuevos pactos comerciales. Ya posee unos 40 acuerdos de libre comercio a través de su pertenencia a la UE, pero el problema es que ninguno de ellos sobrevivirá automáticamente al Brexit. Reconstruir esos vínculos y prepararse para después del 2020, en que podrá establecer negociaciones directas, es su tarea prioritaria.

 

Sorprende a los analistas internacionales la desorientación del gobierno de Teresa May. Con una cierta efusión, tan alejada de la tradicional astucia británica, los “halcones” pretenden mantener todos esos acuerdos y creen que lograrlo se trata solo de pericia técnica. Y le reclaman a la UE un período de transición con todas las ventajas a su favor. Parecen no percibir la consistencia europea actual ni el daño ocasionado a sus ex socios ni las facturas que Bruselas inexorablemente va a cobrar. Traspasar acuerdos que se tardó más de 75 años en negociar podrá ser lento y engorroso.

 

Cabe preguntarse entonces cuáles son las opciones comerciales de Reino Unido?

 

1.    Acuerdo con la UE: Hasta ahora la UE ha sido su principal socio comercial y significa aproximadamente el 45% de sus exportaciones. Pero además la UE es el bloque comercial que más exporta en el mundo, por lo que pertenecer a él era de la mayor relevancia. Mientras Reino Unido pertenezca formalmente a la UE, todas las empresas que tengan sede en territorio británico pueden vender sus productos a clientes europeos sin pagar impuestos adicionales. Y a su vez, importar de la UE sin tributos.

 

Hay dos opciones para mantener el comercio británico con Europa: a. negociar un nuevo acuerdo negociado como el que la UE tiene con Canadá y Corea del Sur, que elimina la mayoría de los aranceles. Es el sueño de Teresa May, como lo ha expresado en numerosas oportunidades. Pero esas negociaciones no solo suelen demorarse sino que, en este caso, arrastraran las cadenas de las tensiones políticas resultantes del Brexit, lo que puede complicar un acuerdo entre Londres y Bruselas. Y b. un acuerdo en los términos de la OMC, lo que también presenta dificultades. Uno de los principios trascendentes de la OMC es que los países no deben discriminar entre los miembros de la organización.

 

Por tanto, la UE y el Reino Unido tendrían que imponerse entre ellos las mismas barreras que establecen a las importaciones de otros países.

 

Otro de los aspectos a discutir es el Reino Unido quiere mantener o no las reglas de la UE. De lo contrario, aparte de los aranceles, entrarían en discusión el enorme universo de otro tipo de restricciones comerciales (reglas en especificaciones de productos, regulaciones para la prestación internacional de servicios, denominaciones de origen, y otros).

 

La Primera Ministra aseguró que quiere mantener las reglas de la UE, pero ello dispara otro tema que irrita a los “halcones”: ¿Cómo se resolverán las disputas comerciales entre Reino Unido y la Unión Europea? En la actualidad, una disputa comercial entre ambos se dirime ante la Corte Europea de Justicia.

 

Pero May ha dicho que la jurisdicción de ese tribunal en el Reino Unido concluye con la separación de la UE.  Eventualmente, si hubiera voluntad (difícil) de acuerdo comercial entre Londres y Bruselas, la UE debería contar con el consentimiento de sus socios para determinar algún tribunal arbitral, que pueda resolver esas disputas, abriendo una grieta en la línea de flotación de su propia Corte.

 

¿Cuáles son las otras alternativas?

 

2.    Acuerdo con Washington: Londres cree que negociar directamente con EEUU puede abrir nuevos mercados, pero la administración Trump parece más obsesionada por el proteccionismo que por el libre comercio.

 

3.    Acuerdo con las antiguas colonias (sic! así lo expresa la BBC) Algunos hablan de buscar mercados en la Mancomunidad Británica, que incluye mercados tan atractivos como India. Pero Londres parece estar más interesado en ello que sus antiguos dominios coloniales.

 

4.    China: Los gobiernos británicos llevan tiempo cortejando a Beijing. May acaba de hacer una gira por China con ese objetivo. Los dirigentes asiáticos hablaron de una “nueva era dorada” de las relaciones bilaterales, pero nadie olvida las humillaciones durante la ocupación británica ni los “shooting party” o tiro al blanco sobre los campesinos chinos, una de las elegantes diversiones británicas de la época.

 

5.    Otros países: El grupo de países que constituyen otros socios comerciales importantes, como Suiza, Japón, Canadá. Singapur, Corea del Sur, Noruega y Turquía, en conjunto no alcanzan a representar el 20% de las compras europeas.

 

En 2017, las exportaciones en Reino Unido crecieron un 6,57% respecto al año anterior y las ventas al exterior representaron el 15,44% de su PIB, un porcentaje bajo comparado con el de otros países, que  lo sitúa en el puesto 126 de 188 países del ranking de exportaciones respecto al PIB.

 

Con una cifra de 394.332,1 millones de euros, el Reino Unido está entre los grandes exportadores del mundo. Los principales destinos de sus exportaciones son Estados Unidos (15,12%), Alemania (10,92%) y Francia (6,54%) del total de las exportaciones del país. En 2017, tuvo déficit en su balanza comercial ya que, a pesar de que cayeran las importaciones, fueron mayores que las exportaciones. La tasa de cobertura (porcentaje de lo que se importa que puede pagarse con lo que se exporta) fue del 64,39%.

 

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar