24 de Enero de 2020| Última actualización 23:44 GMT

¿Se aproxima un cambio en el ciclo económico de América Latina y el Caribe?

editor | 12 Septiembre del 2013

La pregunta se desprende de las exposiciones que realizaron los funcionarios de los diferentes organismos internacionales en el marco de la XVII Conferencia Anual del banco de desarrollo de América Latina, que se realizó los días 4 y 5 de septiembre en Washington DC (Estados Unidos).

Los participantes coincidieron en varios aspectos relacionados al desarrollo y también a las perspectivas que se presentan en la región a mediano plazo frente a cambios como la entrada de flujos de capital o exportación de materias primas.

Para Alicia Bárcena, secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el “motor de la exportación empezó a decrecer”, por lo cual advirtió que América Latina deberá “iniciar un proceso de transformación productiva para alcanzar un desarrollo sostenible y permanente”.

La búsqueda debe estar orientada a fortalecer las instancias de intercambio interregional para evitar caer en la dependencia absoluta de “factores externos”.

“Un reto fundamental es la incorporación de valor a las ventajas naturales que posee la región, a través del desarrollo tecnológico y la capacitación del capital humano”, señaló Enrique García, presidente ejecutivo de CAF.

Lo cierto es que América Latina sostiene fases expansivas cortas. La dificultad de las economías regionales para revertir los efectos de las recesiones sobre la estructura productiva, mantiene bajos índices de crecimiento.

En general, estas dificultades suelen estar vinculadas a la falta de diversificación e integración de las estructuras productivas, que “no le permite beneficiarse plenamente de los estímulos al crecimiento de las demandas externas e internas ni de las oportunidades de especialización asociadas al comercio intraindustrial”. 

Según una investigación de Cepal, la capacidad de reacción de la economía a choques externos depende de su estructura productiva. En tanto que “el vínculo entre la estructura productiva y las fluctuaciones se visualizan más claramente en el caso de economías cuyas exportaciones dependen de pocas materias primas, con precios determinados por el mercado internacional y sujetas a una demanda volátil”.

Esto significa que “la dependencia de los recursos naturales puede reducir el crecimiento a largo plazo”, al igual que la falta de dinámica que permita volver más competitivos ciertos sectores productivos.

Para alcanzar un cambio estructural se requiere estímulos en la productividad, que favorezcan una política distributiva. Desde Cepal, como otros organismos internacionales, se sostiene que “el empleo es la principal vía para la inclusión social”.

Los cambios en el paradigma productivo son un instrumento para que los Estados de la región se permitan avanzar, “destruidos los fantasmas de los modelos únicos”, con renovada perspectiva sobre el futuro.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar