17 de Octubre de 2018| Última actualización 10:04 GMT

Se inicia la 44° Cumbre del G-7 en Canadá, dominada por la guerra comercial

Marco Trade News | 08 Junio del 2018
Trump_trudeau

Autor imagen: Foto cortesía

Ante el anuncio de aranceles por parte de EEUU y las represalias previstas desde la UE, la atmósfera que rodea la apertura de la Cumbre es asfixiante, según algunos partícipes.

La 44° Cumbre del Grupo de los Siete (G-7) que se inició hoy en el suntuoso Precisamente, la agenda de la Cumbre del G7, que empieza el próximo viernes en Canadá, ha saltado por los aires por el creciente conflicto comercial planteado por EEUU en contra de sus principales aliados, Europa y Canadá y de su principal socio comercial, China, lo que ha sumido a la Cumbre en un verdadero caos.

La reunión del G-7 se desarrollará entre hoy mañana en el suntuoso Manoir Richelieu, un hotel de 405 habitaciones, en La Malbaie (región de Charlevoix-Quebec), junto al río San Lorenzo. Canadá, como país anfitrión había establecido cinco grandes temas para la cumbre, temas que han volado por los aires ante el escenario creado por la intemperancia de Trump.

En su calidad de presidente del G7, Canadá fijó hace dos meses los cinco temas prioritarios de la agenda oficial: nuevas tecnologías, igualdad de género, cambio climático, crecimiento que beneficie a todos y construir un mundo más pacífico y seguro, pero la Cumbre ha quedado dominada por la guerra comercial desatada por EEUU al imponer aranceles al acero y aluminio provenientes de sus aliados.

Los mandatarios de Canadá, EEUU, Francia, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido, así como con la representación de la Unión Europea, no podrán omitir que el centro de la reunión sean las recientes acciones proteccionistas y aislacionistas ordenadas por Trump.

Basta con considerar que el anfitrión, el primer ministro Justin Trudeau, consideró “un insulto” para Canadá la imposición “punitiva e inaceptable” de aranceles al acero (25%) y el aluminio (10%), deberá recibir a Trump, en el contexto del “insulto”, los dolores de cabeza causados por la negociación del TLCAN, y el hecho de ser el primer presidente de EEUU que rompió con la tradición de visitar primero a Canadá tras su toma de posesión y que dejó pasar un año y medio para hacer una visita que es en realidad, una participación en el G-7.

Las esperanzas expresadas por algunos asesores europeos de que Trump no se hiciera presente en la Cumbre revelan el desconocimiento de la personalidad histriónica del magnate y su extrema vocación por la exhibición mediática y el escándalo, elementos todos que aseguraban su participación más entusiasta, confirmada ayer por su secretario Larry Kudlow.

El clima de la Cumbre es espeso. Los ministros de Finanzas y gobernadores de Bancos Centrales del G-7 que se reunieron esta semana en Whistler, Columbia Británica, adelantando la reunión de líderes, intentaron suavizarlo declarando que sus debates “demostraron lo que la colaboración y la cooperación pueden lograr”, pero no pudieron evitar un párrafo contundente en su comunicado: “(los debates) se centraron en preocupaciones expresadas por muchos sobre los aranceles impuestos por EEUU al acero y al aluminio, (señalando) que estas acciones socavan la confianza empresarial y del inversionista”.

El ministro francés Bruno Le Maire preparó ayer el clima en el que se va a desarrollar a partir de hoy la 44° Cumbre del G-7: “La reunión demostrará que Estados Unidos está solo contra todos y especialmente contra sus aliados”.

El encuentro de los ministros de Finanzas del G7 en Whistler coincidió con el anuncio de la Casa Blanca de no renovar la exención para Canadá, México y la Unión Europea sobre los aranceles al acero y el aluminio que entraron en vigor el 1 de junio, por lo que la atmósfera que rodeó el encuentro olía más a un “G-6”.

Los aranceles al acero y aluminio impuestos por Estados Unidos, su salida del acuerdo nuclear con Irán y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, su acercamiento a Corea del Norte y su política de “América primero”, son el halo que rodeará a Donald Trump cuando se reúna con sus contrapartes de las seis naciones más poderosas.

Trump hizo saber que pretende reunirse con presidente francés Macron y primer ministro canadiense, Trudeau, paralelamente a la Cumbre, dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, que añadió que Trump mantiene su posición, a pesar de las críticas de sus aliados a los aranceles a las importaciones y sus políticas comerciales.

 

Fuente: Forbes – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar