20 de Agosto de 2018| Última actualización 20:45 GMT

Tesla saldría de la bolsa de Nueva York en una operación arriesgada e histórica

Marco Trade News | 11 Agosto del 2018
Musk

Autor imagen: Foto cortesía

Elon Musk planteó en las redes sociales la posibilidad de retirar a la compañía de la bolsa, una ‘movida’ que provocó una montaña rusa de reacciones con subidas y bajas bruscas de sus acciones. Su concreción sería un acontecimiento histórico en Wall Street.

El fundador de Tesla, Elon Musk ha tenido una semana de verdadera ‘montaña rusa’. El hombre que marcó el camino del transporte del futuro proponiendo autos eléctricos y vehículos autónomos, se considera visionario incomprendido y no duda en enfrentar duramente a sus “enemigos”, a los suele catalogar de “imbéciles”.

Tesla solo ha ganado dinero en dos trimestres en 15 años. Y sin embargo, su grupo tiene una valoración en bolsa mayor que General Motors con sus decenas de millones de vehículos producidos y sus miles de millones de dólares en ganancias.

Musk acumula éxitos industriales como el sistema de pagos en línea de Paypal, los automóviles Tesla, la empresa de paneles solares SolarCity así como SpaceX que fabrica cohetes espaciales. Su fortuna personal está actualmente valorada por la revista Forbes en u$s 22.100 millones.

El pasado martes planteó en las redes sociales la posibilidad de retirar a la compañía de la bolsa, una ‘movida’ que provocó que sus acciones registraron una brusca subida: “Estoy considerando privatizar Tesla a 420 dólares (la acción). Financiación asegurada”, planteó Musk en un tuit.

Tesla, que venía con buenas cotizaciones en Wall Street, registró inmediatamente un fuerte ascenso, pasando de u$s 355,50 dólares a u$s 362 en cinco minutos, lo que provocó una subida del 7,39%, por lo  que su cotización en bolsa fue suspendida temporalmente. 

Poco más de una hora después, insistió: “Los accionistas podrían vender sus acciones a 420 o quedárselas y pasarse a privado”.

El valor en mercado de Tesla, que salió a bolsa en 2010, es de unos u$s 60.000 millones  con el precio de las acciones a unos 364 dólares. Pero si se venden las acciones a los 420 dólares que indicó Musk para retirar a la empresa de la bolsa, se trataría de una operación de unos u$s 70.000 millones, lo que aseguraría su financiación y supondría la mayor operación de compra de acciones privadas en la historia. 

Su fama de innovador volvió a confirmarse: en Wall Street nadie reconoció que hubiera conocido transacciones semejantes para financiar una empresa y que esta compra de Tesla, sería una de las mayores de la historia. 

El multimillonario enfrenta las preocupaciones de los accionistas acerca de si Tesla cuenta con suficientes fondos para la producción del Modelo 3 de forma sostenida y sustentar sus planes de crecimiento con la introducción de nuevos vehículos y nuevas infraestructuras.

Musk ha criticado duramente a los accionistas de corto plazo que se mueven por rumores y que considera que dañan el desarrollo de la compañía. En los dos días siguientes a su anuncio, Wall Street castigó las acciones hasta precipitarlas a un valor de u$s 352,45, para luego recuperarse a hasta u$s 370,34.

Las críticas se centran en que sería ilegal si el anuncio de Musk en Twitter estaba solo destinado a espolear el precio de las acciones de Tesla. Y si el plan fuer real, se plantean si las normativas permiten anunciar a los inversores una decisión de ese tipo a través de una red social. De hecho, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, sus siglas en inglés) habría interrogado a Tesla sobre el anuncio de Musk.

Pero según el medio especializado CNBC, el consejo directivo de Tesla se reunirá la próxima semana para planificar su salida de bolsa y la venta de las acciones a inversores privados a un precio de 420 dólares cada una.

Para algunos expertos, el plan de Elon Musk podría tener éxito por varias razones: en el mercado hay montañas de efectivo no invertido, Tesla posee un ejército de creyentes y mantiene lazos con algunos patrocinadores masivos que podrían contribuir a hacer realidad su plan. 

Los fondos de riqueza soberana y otros grandes patrocinadores, como el inversor japonés SoftBank, tienen miles de millones en efectivo para ofrecer y el apetito de hacerlo también y la propuesta del líder carismático de Tesla puede obrar el milagro.

Hay un segmento de inversores que consideran que la compañía de Musk está a la vanguardia en baterías, transmisión de energía y energía renovable, y que Tesla es un boleto de entrada a lo que promete el futuro.

Lo cierto es que al  dejar la bolsa, Tesla se sacaría la presión de los mercados. Una genialidad o una locura? Quint Tatro, del fondo Financial, y accionista individual de Tesla  responde: “La gente tiene la tendencia a pensar en los visionarios como locos pero están entre los mejores emprendedores que jamás hayamos tenido: Disney, Jobs y Musk”.

Fuente: Agencias – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar