12 de Diciembre de 2018| Última actualización 22:28 GMT

Trump aumenta sanciones contra Irán y la UE se opone con un ‘Estatuto de Bloqueo’

Marco Trade News | 08 Agosto del 2018
Trump

Autor imagen: Foto cortesía

Al mismo tiempo que el presidente de EEUU reimpone su primera tanda de sanciones contra Teherán, declara estar abierto a firmar un nuevo pacto si éste comprende todas “las actividades malignas” de los ayatolás. Europa intenta bloquear las sanciones.

La reanudación de las sanciones por parte de Trump, busca aislar económicamente al ejecutivo iraní, forzando a las compañías extranjeras a que reduzcan o cierren sus negocios en ese país.

El presidente estadounidense ha firmado una orden ejecutiva con la que reimpone su primera andanada de sanciones contra Teherán. Las medidas puestas en marcha desde ayer, tienen el objetivo de aplicar la “máxima presión económica” sobre Irán.

La nueva disposición de EEUU penaliza el comercio de oro, metales preciosos y otros, incluidos el aluminio y el acero, reimpone sanciones al sector automotriz de Irán y castiga las transacciones financieras relacionadas con el sistema de ferrocarriles. Asimismo, Washington prohíbe que Teherán adquiera dólares estadounidenses e impone sanciones a aquellos que compren o faciliten la emisión de deuda soberana iraní.

El próximo 4 de noviembre se implementarán el resto de las sanciones que incluyen la venta de petróleo y las transacciones financieras con el Banco Central de Irán.

El paso dado por el presidente de EEUU muestra que su retiro del pacto nuclear era la primera etapa para ahogar al gobierno de Irán, pese a sus retóricas propuestas de establecer conversaciones con el presidente Rohaní.

De manera retórica y contradictoria, el magnate neoyorquino, insiste en que está “abierto” a alcanzar un nuevo acuerdo “más amplio” con Teherán, pero pretende que no se limite a su programa nuclear y englobe todas “las actividades malignas de los ayatolás”, incluyendo las que realizan en otros países de la región.

Las sanciones ponen en una situación difícil a las empresas europeas con fuertes inversiones en territorio iraní. Según un alto funcionario de Washington, ya unas 100 empresas habrían anunciado su disposición a abandonar el mercado iraní, especialmente por las sanciones en el sector energético y financiero. Hasta el momento, las más afectadas son las corporaciones que tienen inversiones importantes e Irán y grandes intereses en EEUU.

Según la agencia Bloomberg, gigantes como Total, Maersk, Peugeot, General Electric y su filial Baker Hughes, Honeywell, Boeing, Lukoil, Reliance, Dover y Siemens ya anunciaron su salida de Irán.

La Comisión Europea ha adoptado una serie de medidas para proteger a sus empresas de las sanciones extra-territoriales de EEUU, con el llamado “estatuto de bloqueo”.

La alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, en un declaración conjunta con los titulares de Exteriores de Francia, Alemania, y el Reino Unido, Jean-Yves Le Drian, Heiko Maas y Jeremy Hunt, lamentaron el restablecimiento de las sanciones contra Irán: “Lamentamos profundamente la reinstauración de las sanciones por parte de EEUU debido a su retirada del Plan de Acción Integral Conjunto (..)  el PAIC está funcionando y cumpliendo su objetivo, que es garantizar que el programa iraní siga siendo exclusivamente pacífico, según lo confirmado por el Organismo Internacional de Energía Atómica [OIEA] en 11 informes consecutivos”.

En el documento conjunto expresan que están decididos “a proteger a los operadores económicos europeos implicados en negocios legítimos con Irán, de conformidad con la legislación de la UE y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU. Esta es la razón por la cual el Estatuto de Bloqueo actualizado de la Unión Europea entrará en vigencia el 7 de agosto para proteger a las empresas comunitarias que realizan negocios legítimas con Irán del impacto de las sanciones extraterritoriales de EEUU”.

La declaración indica que junto con los demás firmantes del PAIC, Rusia y China, se comprometieron a trabajar para preservar los canales financieros con Irán y seguir importando el petróleo y el gas iraníes.

Sin embargo, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, reconoció que Europa no podrá compensar a Irán el impacto total que supondrá a la economía de la república islámica la reanudación de las sanciones de EEUU que implican de nuevo la exclusión de Irán de los mercados occidentales: “No vamos a ser capaces de compensarles por todo lo que derive de la retirada de las compañías de Irán”.

Queda por ver ahora qué resultará de la cumbre de Exteriores en Viena donde se discutirá el futuro de un acuerdo nuclear firmado con Teherán en 2015 y “dinamitado” por Trump.

Fuente: Agencias – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar