22 de Octubre de 2018| Última actualización 02:11 GMT

Trump deteriora las relaciones con Canadá, acusando a Trudeau de “deshonesto”

Marco Trade News | 11 Junio del 2018
Canada

Autor imagen: Getty Imagen

El mandatario deteriora aún más las relaciones con Canadá y afirma que tomó la decisión de no firmar el documento del G-7 por las declaraciones de Trudeau al cierre de la Cumbre.

 

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó desde el Air Force One a sus representantes en la Cumbre del G-7 no firmar el comunicado final, después de enterarse de las declaraciones del primer ministro de Canadá, al concluir la Cumbre.

 

“Basándome en las declaraciones falsas de Justin (el primer ministro canadiense, Justin Trudeau) en su conferencia de prensa y en el hecho de que Canadá cobra aranceles masivos a nuestros agricultores, trabajadores y compañías estadounidenses, he ordenado a nuestros representantes de EEUU no respaldar el comunicado, después de analizar los aranceles sobre automóviles que inundan el mercado estadounidense!”, escribió el magnate en su cuenta personal de Twitter.

 

“El primer ministro de Canadá Justin Trudeau actuó tan manso y suave durante nuestras reuniones G-7 solo para dar una conferencia de prensa después de que me fuera, diciendo que “los aranceles de EE.UU. eran un poco ofensivos” y que “no se dejarán intimidar". Muy deshonesto y débil. ¡Nuestros aranceles son en respuesta a los suyos del 270% a nuestros productos lácteos!", expresó Trump en otro tuit a las 8 de la noche en pleno vuelo.

 

Los líderes de los países del G-7 acordaron finalmente sin EEUU que se comprometen a modernizar la Organización Mundial del Comercio (OMC); recortar aranceles; seguir luchando contra el proteccionismo y garantizar que el programa nuclear de Irán siga siendo pacífico.

 

Hasta allí llegaba el documento que, en principio, había contado con la aparente aprobación de Trump, con la salvedad de que no había consenso respecto al acuerdo del cambio climático. Pero desde el aire, Trump hizo una más de sus artimañas para mostrar su poder y su insanable determinación de no cumplir los acuerdos.

 

Horas después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, dinamitara el acuerdo de mínimos alcanzado en la Cumbre del G-7 en Canadá, el ex director de la CIA John Brennan salió a criticar las “políticas proteccionistas” y “payasadas” del mandatario y pidió paciencia a los “aliados y amigos” del país.

 

Escribió en un tuit dirigido a Trump: “Tus equivocadas políticas proteccionistas y payasadas están dañando nuestra posición en el mundo, así como nuestros intereses nacionales. Tu forma de ver el mundo no representa los ideales estadounidenses”.

 

Alemania, Reino Unido y Francia reiteraron que apoyan el comunicado del G7 tras el desplante de Trump.

 

Brennan les pidió a “nuestros aliados y amigos: sed pacientes, el señor Trump es una aberración temporal. Los EEUU que conocíais volverá”, coincidiendo con una frase que Macron le espetó al magnate en Canadá: “Nadie dura eternamente”.

 

En sentido similar se expresó, también a través de la popular red social, el ex director del FBI, James Comey, quien se ha convertido en el azote del presidente desde que éste le despidió el año pasado por su papel en la investigación de la llamada ‘trama rusa’, que busca dilucidar la posible relación entre el Kremlin y la campaña del ahora mandatario: “Nuestra relación en asuntos de seguridad nacional con Canadá es vital y salva vidas estadounidenses. Se construyó a lo largo de generaciones y es mayor que cualquier persona o disputa. Todo esto quedará atrás”, sostuvo Comey.

 

La relación entre estos dos países de América del Norte ha sido puesta en crisis, desde que la Casa Blanca decidió imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Canadá, una medida que Trump ha defendido alegando motivos de seguridad nacional.

 

Esta justificación llevó a Trudeau a preguntarse, durante una entrevista concedida el pasado fin de semana, “en qué universo puede Canadá representar una amenaza a Estados Unidos” y a afirmar que los aranceles eran “insultantes” para los veteranos canadienses que habían apoyado a EEUU en conflictos desde la Primera Guerra Mundial.

 

Ese planteo llevó a Trump a no suscribir el documento final del G7 e insultar a Trudeau, acusándolo de “suave, deshonesto y débil”, en una de sus habituales groserías. Y a impulsar a su principal asesor económico, Larry Kudlow a extremar la situación acusando a Trudeau “traidor”: “Dio una conferencia de prensa y dijo que EEUU era insultante. Fue una traición. Realmente nos apuñaló por la espalda. Causó un gran perjuicio a todo el G7”. Trump dixit

 

 

 

Fuente: EFE – El Comercio – Redacción Marco

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar