22 de Octubre de 2018| Última actualización 02:33 GMT

Uber avanza hacia el lanzamiento de sus taxis aéreos

Marco Trade News | 31 Agosto del 2018
Uber_air

Autor imagen: Foto cortesía

La empresa californiana tiene programado para su lanzamiento en 2023 y acaba de preseleccionar a Japón junto a Dallas y Los Angeles en EEUU, para volar sus taxis. El proyecto es considerado una nueva  oportunidad para la industria automotriz.

Uber Technologies presentó ayer en Tokio, durante la Expo Uber Elevate Asia Pacific, los avances de su proyecto y destacó que Japón se encontraba entre los cinco lugares del mundo que está considerando para el lanzamiento comercial de sus taxis aéreos.

Para efectuar el anuncio, la compañía que dirige el iraní-estadounidense Dara Khosrowshahi aprovechó el marco de la Exposición Uber que se celebra en la capital japonesa.

Sus directivos manifestaron que los otros países considerados son India, Australia, Brasil y Francia. Barney Harford, Director de Operaciones de Uber, las operaciones comerciales de Uber Air están programadas para comenzar en 2023 en Dallas y Los Ángeles, con demostraciones a partir de 2020. Como tercera localización, la compañía está en el proceso de elegir una ciudad fuera de EEUU.

Uber está buscando una ciudad que tenga necesidades y esté abierta a soluciones innovadoras de transporte y considera que los taxis aéreos pueden ser una alternativa  potencial para contribuir a descongestionar la recargada red ferroviaria y de metro de Tokio.

Harford describe el mercado asiático como “increíblemente importante” para el proyecto innovador de Uber. En el caso de ser Japón el país seleccionado, Tokio estaría como una de las ciudades candidatas ya que necesita mejorar el acceso al Aeropuerto Internacional de Narita, atento las previsiones de que el número de turistas que visiten la ciudad aumente sustancialmente en los próximos años.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, en su presentación en el evento, describió acertadamente el sentimiento de los presentes en la Exposición de Uber: “Me emociona pensar que la visión de los autos voladores cruzando el cielo, pronto será una realidad. Realmente espero esta iniciativa inspiradora, que abrirá el futuro del transporte urbano”.

Koike subrayó la necesidad de que Tokio modernice su infraestructura de transporte para atraer a más personas de Japón y del extranjero: “A medida que la población de Japón envejece, su población ha comenzado a disminuir. En 2025, con el último de los baby boomers de la posguerra llegando a la edad de 75 años, también se espera que la población de Tokio comience a caer”, lo que pone al país frente a una escasez crónica de mano de obra y ante la necesidad de encontrar las tecnologías puedan ayudar a compensar la falta de conductores.

Cualquiera que sea el país elegido, Uber aún enfrentará numerosos obstáculos. Se necesitarán plataformas de aterrizaje, pilotos especialmente capacitados y nuevos proveedores de servicios, sin contar con el establecimiento de regulaciones y normas de seguridad que hoy no existen y la aceptación de los líderes políticos siempre renuentes a cambios que puedan colisionar con sus votantes.

Los taxis aéreos presentados por Uber son en esencia, versiones gigantes de drones aéreos, con capacidad de transportar cuatro o cinco pasajeros. El uso de drones para la entrega de carga se encuentra aún en la fase de prueba inicial.

En realidad, esta tecnología se está desarrollando en medio de una tendencia más amplia que revoluciona la movilidad hacia vehículos electrificados y autónomos. El pasado lunes  también en Tokio –de lo que dio cuenta MARCO– se lanzó el proyecto piloto de los primeros taxis autónomos del mundo en las vías públicas

El desarrollo de tales vehículos también representa una oportunidad para la industria automotriz del país, ya que se espera que la demanda de vehículos regulares disminuya a medida que la población envejece.

Esta misma semana, Uber anunció que amplió su asociación con Toyota Motor y recibió u$s 500 millones para el desarrollo de vehículos autónomos, lo que constituye un ejemplo de las sinergias entre las empresas de tecnología de la información y las industrias tradicionales.

En marzo de 2018, Toyota anunció una inversión de u$s 2.800 millones en la creación de una nueva compañía, Toyota Research Institute - Advanced Development (TRI-AD) y nombró a James J. Kuffner Jr, uno de los autores más citados en el campo de la Robótica y la Planificación del Movimiento, como director ejecutivo.

Según Kuffner, la industria automotriz se ha visto alterada: “Aprendizaje automático, inteligencia artificial, comunicaciones, automóviles inteligentes conectados serán el futuro, por lo que debemos adoptar el futuro e invertir en él”. Kuffner señala que muchas áreas de desarrollo eran comunes a los vehículos autónomos y los taxis aéreos, incluida la visión artificial, la inteligencia artificial y el análisis de la dinámica de los vehículos.

"Toyota cree que se puede hacer que el sistema de producción de Toyota aplique y agregue valor a muchos tipos de necesidades de fabricación electromecánica, ya sea robótica o aeronave”.. El sistema de producción de Toyota está optimizado para la producción de automóviles en este momento, “pero está evolucionando y mejorando y siendo más flexible”.

Para Uber, un acceso al mercado asiático ampliado es de singular importancia. El rápido crecimiento de la región y las carencias de una infraestructura adecuada de transporte en muchos de sus países, han agravado los problemas de congestión del tránsito y sus taxis pueden ser una brillante solución.

Fuente: Uber – Asian Nikkei Review – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar