23 de Octubre de 2017| Última actualización 00:31 GMT

Uruguay asegura que diferendo con Brasil sobre lácteos afectará el Mercosur

LRM - Editor | 12 Octubre del 2017
Fgr_03

Autor imagen: Presidencia Uruguay

El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, afirmó que la decisión de Brasil de suspender de manera unilateral la importación de leche no le hace bien a ninguno de los dos países ni al Mercado Común del Sur (Mercosur).

 

Según Nin Novoa, el gobierno uruguayo trabaja intensamente en la solución del problema que se planteó el martes 10. Asimismo, señaló que la medida lo tomó con “sorpresa y estupor”, porque si se analizan las cifras de comercio entre ambos países es “absolutamente insostenible que se diga que Uruguay triangula leche para venderle a Brasil”, dijo.

 

Uruguay le vende 100 mil toneladas de leche entera y descremada por año a Brasil y, por otro lado, importa 300 toneladas de otros países, sobre todo para la fabricación de helado y la industria dulcera”, explicó el canciller.

 

En ese sentido, destacó que entre las 100 mil toneladas que vendemos y las 300 que compra el país sudamericano es absolutamente improbable que se triangule materia prima para venderle a Brasil.

 

Según Nin Novoa, los argumentos comerciales son insostenibles, como también es insostenible desde la legislación comercial mundial. “Esto es francamente violatorio de las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en materia de plazos y condiciones para las licencias de importación y exportación”, argumentó Nin Novoa. “Estamos muy tranquilos desde ese punto de vista”, añadió.

 

“No queremos tomar medidas espejo, pero esto lo consideramos una hostilidad de las políticas comerciales de Brasil, que no se justifica desde ningún punto de vista”, expresó y señaló que la medida llega en un momento inconveniente, cuando se negocia con la Unión Europea (UE) un acuerdo comercial.

 

Cuando los negociadores de la UE ven cómo, entre nosotros nos seguimos poniendo trabas, nuestra posición se vuelve muy inconsistente y nos deja un flanco muy grande en el futuro de las negociaciones”, aseguró el ministro.

 

El canciller explicó que anticiparse al futuro es muy difícil cuando las medidas que se toman no son parte de una negociación sino de medidas unilaterales, ya que aún no fueron advertidos de la decisión que tomaron sobre las licencias de importación. “Esto se zanja únicamente en base a negociaciones, a diálogo, a diplomacia, y si de algún lado ha faltado eso, no fue del lado uruguayo”, expresó.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar